La Junta dará bonos para vacaciones en hoteles andaluces

Marín anuncia una propuesta para reflotar el turismo, todavía por concretar en su cuantía y aplicación, dirigida a los residentes en la comunidad

Con la idea de amortiguar el desplome del turismo, la Junta ha anunciado este lunes un bono vacacional para incentivar a los andaluces a pasar sus vacaciones en hoteles de la comunidad. La medida es solo un embrión, dado que el vicepresidente, Juan Marín, no ha detallado su cuantía ni cómo se aplicará. Tampoco existe certeza de cuándo finalizará el confinamiento decretado por el estado de alarma y podrán realizarse desplazamientos. Tras una videoconferencia celebrada esta mañana con el nuevo presidente del Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio de Andalucía, Javier Sánchez Rojas, ha detallado que en principio la propuesta se trasladará al Gobierno para que impulsarla a nivel nacional. "La experiencia, por ejemplo, en Italia es tremendamente positiva”, según Marín, que ha aclarado que “estamos a la espera de que se valore, aunque las circunstancias son muy complejas”. En caso de no fructificar, la Junta baraja “bonificar el tramo autonómico del IRPF o extender bonos directos una vez que podamos cerrarlo con las empresas hoteleras. Esas son las dos vías que estamos explorando”. Marín ha explicado que "es muy interesante que los andaluces que decidan hacer sus vacaciones en Andalucía, cuando se puedan hacer, esperamos que este verano, tengan en cuenta que van a tener esa ayuda complementaria por parte del Gobierno andaluz para que les cuesten un poquito menos”.

Preguntado por la posibilidad de abrir las playas con medidas de seguridad, el también consejero de Turismo ha detallado que “no tenemos una bola de cristal y no somos adivinos. Hay que ir atendiendo a las recomendaciones de las autoridades sanitarias, en Andalucía y en cualquier lugar del mundo". No obstante, ha adelantado que "es muy probable que este verano podamos ir a las playas. ¿En qué condiciones? Pues será en función de cómo vaya evolucionando la pandemia” y ha advertido de que “tendrán que ser los mismos criterios en todas las españolas”. Marín asegura que "no sabemos si se van a permitir determinadas actividades en algunas provincias y en otras no”, por lo que ha solicitado al Gobierno que “si no lo clarifica lo delegue en las comunidades”.

Respecto al desconfinamiento, se ha mostrado reticente a la propuesta de acometerlo manera diferenciada por zonas. “No estoy en contra, pero hay que diferenciar entre la libre circulación de territorio y el hecho de que en determinadas zonas se pueda ir recuperando cierta normalidad en la medida en que vaya evolucionando la pandemia”. En su opinión, "tenemos que salir todos a la vez, no puede ser que en Andalucía porque esté más controlada decidamos que podemos ir” a otras comunidades. Marín ha admitido que aún no han tenido reuniones con los ayuntamientos para abordar este tema. “El primero que tiene que tenerlo claro es el Gobierno. Vamos a esperar a saber cuál es la posición sobre el desconfinamiento y hasta que eso no lo tengamos claro, nos parece un despropósito” tratarlo con los ayuntamientos, ha asegurado muy molesto por la falta de consenso con las autonomías en las decisiones. Ha criticado que en la “mal llamada Conferencia de Presidentes al final no se dice nada”, poniendo como ejemplo el anuncio de la salida de los menores. “No solo hay que decir que los niños pueden salir a la calle el 27 de abril, si no que hay que decir cómo y hay que tenerlo previsto antes de anunciarlo”.

La reunión con las Cámaras andaluzas ha cristalizado en un aporte para el Plan de Choque para mejorar la competitividad del turismo, con ayudas a la digitalización o asesoramiento sobre el nuevo “modelo turístico que nos vamos a encontrar tras esta crisis”. En este sentido, ha informado de un principio de acuerdo para que las Cámaras de Comercio participen en los Foros de Intercambio de Conocimiento (FIC), que impulsarán en dos fases a partir del mes de julio en las ocho provincias -primero las cuatro orientales y después las occidentales-. En colaboración con las Universidades, a través de las Cátedras de Turismo, el objetivo es “determinar hacia dónde va el turismo a nivel nacional y andaluz", una iniciativa que “ahora cobra mucha más relevancia” porque “el modelo turístico deberá adaptarse a unas nuevas circunstancias y las primeras en hacerlo deben ser las empresas”. En relación a los ayudas de autónomos, ha adelantado que hasta este lunes 26.500 personas han tramitado sus ayudas de 300 euros y la Junta espera que el ritmo de peticiones continúe siendo alto.

Las agencias de viajes aplauden la medida

Por otro lado, el presidente de la Asociación Empresarial de Agencias de Viajes de Sevilla (Aevise), José Manuel Lastra, ha valorado el bono turístico y ve con “esperanza” la oportunidad de ir de vacaciones este verano aunque de forma diferente ante las consecuencias económicas y sociales de la expansión del coronavirus. En declaraciones a Europa Press, Lastra ha reconocido que el sector “aún está en el túnel” y en una situación “compleja y oscura”, de la que saldrán si se va “por el buen camino”. Ha aplaudido la creación del citado bono dado que busca incentivar el turismo en la región andaluza mientras que ha pedido al Ejecutivo autonómico que “no deje fuera” al sector de las agencias de viajes para lograr así “dinamizar” el turismo cuando todo acabe. Lastra ha pedido al Gobierno andaluz acciones para dinaminar el turismo a través de ayudas y programas destinados a públicos concretos, como personas mayores o estudiantes. En su opinión, todo ello potenciará, además de la reactivación económica, la “salud física y mental” de la ciudadanía tras el fin del confinamiento.