Moreno a Sánchez: «Si yo soy el que toma las decisiones, tengo los instrumentos»

El presidente andaluz está dispuesto a asumir el «desgaste" de la gestión de la crisis, pero reclama medios. Niega que hayan pedido el confinamiento domiciliario en Granada, pero sí una ampliación del toque de queda que «no fue aceptada» por Sanidad

El presidente andaluz, Juanma Moreno, a su llegada hoy al Hospital Torrecárdenas de Almería, donde ha inaugurado el nuevo Hospital Materno-InfantilCarlos BarbaEFE

La tela ya no está en blanco, tras meses de pandemia y de caras apretadas como puños tras las mascarillas. Pero el presidente del Gobierno andaluz, Juanma Moreno, ha garantizado hoy que adoptará «cuantas decisiones haya que tomar», por «mucho desgaste» que le generen, por «impopulares» que sean y aunque no supongan «aplausos» con un fin: «salvar vidas» y hacerlo intentando «mantener con pulso la economía». Ahora bien, ha matizado que si él está al mando, tiene que tener «todos los medios a su alcance» para operar, lo que no se puede hacer, a su juicio, es «ceder una responsabilidad» y que otros asuman «las decisiones duras» sin contar con «todos los instrumentos». Así la «cogobernanza no va a funcionar», ha avisado al Ejecutivo estatal que coordina el socialista Pedro Sánchez, tras inaugurar el Hospital Materno-Infantil de Almería, probablemente «el mejor de España», según ha dicho, en el que se han invertido «unos 40 millones» y que cuenta con «la primera unidad de salud mental infanto-juvenil» de la comunidad.

Y lo ha reiterado aún de una forma más clara: «Si el Gobierno central ha descargado su responsabilidad en nuestras espaldas en el ámbito de planificación y decisiones, lo aceptamos, para eso estamos y tenemos una autonomía, lo único que vuelvo a pedir es: quiero la responsabilidad y el desgaste, pero al mismo tiempo, tener todos los instrumentos a mi alcance para adoptar las decisiones más precisas en el momento más adecuado» y no tener que depender de que Madrid dé permisos. «Si yo soy el que toma las decisiones, tengo los instrumentos», ha martilleado.

Preguntado por lo aseverado por el «número dos» de la Junta, el vicepresidente Juan Marín, sobre que se había planteado el confinamiento domiciliario para Granada, Moreno ha aclarado que de haberse demandado el cierre, debería haberse pedido el de la totalidad de la región y no se ha hecho. Lo que sí se solicitó al Ministerio de Sanidad es «que se adopten las medidas y las modificaciones normativas que sean necesarias en el Estado de alarma» para que los territorios puedan disponer de esa opción, la de «poder confinar de manera parcial una provincia o el conjunto de la región». De haber existido, se podría haber considerado en el caso de Granada, que «tiene la tasa más alta de covid-19 de las provincias de España», ha admitido Moreno, y que ya está «cerrada a cal y canto tristemente» por culpa de esa incidencia. Junto a lo expuesto, también se le ha propuesto a Sanidad, «y no fue aceptado», una ampliación del «famoso toque de queda», al entender la Junta que, «si se cierra a las 6 de la tarde la actividad esencial», carece de sentido «tener abierta la movilidad general» hasta las 22:00 horas y adelantándolo a las 19:00 se podrían «evitar contagios».

En esas turbulencias, la líder de la oposición en la comunidad, la socialista Susana Díaz, ha aprovechado las disonancias en las posturas mantenidas por Moreno y Marín respecto al mencionado cierre de Granada para criticar los «bandazos» del Gobierno autonómico en la gestión de la crisis. En una entrevista en RNE ha sostenido que algunos presidentes regionales como Moreno, «cuando vienen curvas miran al Gobierno de Pedro Sánchez», lo que es «peligroso» al dar armas a quienes cuestionan el Estado de las autonomías. También ha recordado al popular, vía Twitter, que el Materno-Infantil de Torrecárdenas es «una infraestructura heredada del mandato anterior».

Tuit de la socialista Susana DíazLa Razón

Esas instalaciones al margen, el aludido ha advertido a los ciudadanos de que «pueden dar positivo» y, si eso pasa, no han de creer que «van a estar 10 días en su casa viendo la televisión o leyendo un libro», ya que hay quien acaba en el hospital y, «una vez allí pueden pasar a una UCI» y de ahí «a veces no se sabe» si podrán «salir o no». Moreno ha rogado, en definitiva, a los andaluces que «limiten los movimientos al máximo» posible, que procuren «no salir de sus casas» porque el peligro sigue estando fuera.

La rebelión sindical en la sanidad se mantiene
Mañana hay concentración. Los cincos sindicatos presentes en la Mesa Sectorial de Sanidad, UGT, CC OO, CSIF, Satse y SMA, mantienen la convocatoria de mañana en centros hospitalarios y de atención primaria de las ocho provincias de la región. Exigirán que se retire la reciente Orden de la Junta por la que se fijaron medidas en materia de recursos humanos y medios para la gestión de la crisis sanitaria al considerar que «restringe derechos de los trabajadores». Y ello, pese a que el próximo lunes, a las 12:00 horas, está previsto ya que los reciba el consejero de Salud, Jesús Aguirre. Auguran que será un encuentro que «valdrá de poco», si el Ejecutivo autonómico no asume que buscan anularla, «no modificarla».