Del Pozo espera “consenso” en el Parlamento andaluz para la Ley de Flamenco

La norma garantizará “su salvaguarda, difusión y conservación”, además de ofrecer un “marco de estabilidad”

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo
La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del PozoMaría José López Europa Press

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta, Patricia del Pozo, ha indicado que el anteproyecto de Ley del Flamenco de Andalucía pasará “dentro de poco” por el Consejo de Gobierno para continuar su tramitación, toda vez espera que “cuando llegue el momento” se apruebe en el Parlamento por “consenso y unanimidad”, porque “es un texto maravilloso”.

Así lo ha indicado la consejera en una entrevista a Europa Press, en la que ha destacado que es una ley que “establece el régimen jurídico del flamenco para garantizar su salvaguarda, su difusión, su conservación, y darle ese marco de estabilidad que necesita” este arte, y donde “se ve reflejado la incursión del flamenco en la educación, el régimen jurídico de la peñas o los medios de comunicación”.

“Es un texto muy bonito, que espero que cuando llegue el momento aprobemos todos en el Parlamento por consenso y unanimidad”, ha abundado la consejera, quien ha subrayado que este año “va a ser un año muy importante para el flamenco”, que cumplió en 2020 sus diez años como Patrimonio Cultura Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, efeméride que la Consejería celebró con actividades en todas las provincias.

En este sentido, Del Pozo ha subrayado que en el flamenco se invierte “una parte importante del presupuesto, porque es nuestro Patrimonio de la Humanidad y es un privilegio poder hacerlo no solo en ayudas, sino también en la cantidad de programaciones y actividades que llevamos a cabo durante todo el año”. “Todos los programas que trabaja la Consejería tienen algún componente flamenco”, ha apuntado.

Los objetivos fundamentales que, según precisa la Junta, se persiguen con la aprobación de esta ley “son ordenar la gestión de la salvaguardia del flamenco mediante planes, políticas y programas y establecer y garantizar las políticas de cooperación con todas las administraciones que puedan tener directa o indirectamente relación con el flamenco, para integrarlo adecuadamente en los planes, políticas y programas del sector cultural y de otros sectores que son esenciales para este arte, con especial atención a las peñas flamencas”.

Además, quiere “incidir en la enseñanza, el conocimiento y la difusión del flamenco en todos los niveles educativos de Andalucía; promocionar Andalucía como destino cultural vinculado con las raíces del flamenco y su difusión en el exterior; y fomentar el flamenco como elemento singular de la cultura andaluza”.