«Es un honor que mi nombre quede ligado al de Manuel Barrios»

LA RAZÓN y la Fundación Unicaja reconocen la labor del periodista José Ignacio Martínez

El periodista José Ignacio Martínez recibirá el primer Premio de Periodismo Joven «Manuel Barrios»
El periodista José Ignacio Martínez recibirá el primer Premio de Periodismo Joven «Manuel Barrios» FOTO: La Razón La Razón

José Ignacio Martínez ha pasado la pandemia entre Ghana, Tanzania, Sierra Leona y Ruanda, donde lleva un mes y medio. Este periodista «freelance» se ha empeñado en contar historias que están fuera del foco mediático en un continente, África, donde los problemas del primer mundo se elevan a la enésima potencia. A mediados del mes de diciembre recibirá en Sevilla el primer Premio de Periodismo Joven «Manuel Barrios», que otorga LA RAZÓN con el patrocinio de la Fundación Unicaja. Un galardón que reconoce los valores del periodismo comprometido, encarnados en la savia nueva de una profesión en constante cambio.

Martínez considera un «honor» que su nombre «quede ligado de alguna manera al de Manuel Barrios, uno de los grandes e históricos de mi tierra». Se ha alzado con el premio por su reportaje «La tercera edad, esa gran olvidada de la crisis del coronavirus en África», publicado en El País. En él muestra una parte del continente que «considero que está poco contada o que es desconocida». «Los periodistas que solemos movernos por África siempre le prestamos más atención a los niños y a la juventud por aquello de que es un continente muy joven. La media de edad es de 18 años, más o menos, con algunas excepciones por países. Sobre la tercera edad cuesta encontrar información. Y con crisis económicas como la derivada de la pandemia, las personas mayores que no tienen quién les cuide pueden sufrir mucho porque, salvo algunos funcionarios, la mayoría no tiene pensiones. Entonces el hambre empieza a hacer acto de presencia de una manera punzante y dolorosa».

A su juicio, a los periodistas «freelance» internacionales les cuesta abrirse camino en la profesión. «La mayoría son catalanes, vascos o gallegos porque tienen la oportunidad de colaborar con sus medios locales en sus respectivos idiomas, pero para los andaluces es incluso más difícil porque los medios locales de la comunidad autónoma no suelen apostar a menudo por este tipo de información». Por ello, Martínez agradece la concesión de este galardón desde Andalucía, una distinción que se une a otras cuatro, por lo que «a base de premios la gente te va conociendo un poco más».

¿Cómo está afectando el coronavirus a África? «Este virus es especialmente peligroso para las personas mayores y para la gente con enfermedades previas, y la mayor parte de la población del África subsahariana es joven». No obstante, hay que tener en cuenta la «excepción de Sudáfrica, con un sistema sanitario más o menos bueno que permite a la gente vivir con enfermedades como el sida o la diabetes durante años». La realidad es distinta por países. «Tanzania incluso negó que el coronavirus fuera peligroso; su presidente, que murió durante la pandemia, llegó a decir que le había hecho una prueba PCR a una papaya y había dado positivo. En Ghana, Sierra Leona y Tanzania he trabajado prácticamente igual que antes del virus. Ruanda sí ha implementado medidas que entorpecen mi labor un poco, pero nada del otro mundo ni tampoco nada que suponga razón alguna para quejarse».

En este punto, reivindica la extensión de la vacuna como en el primer mundo «por una cuestión de humanidad, de derechos humanos». «No puede ser que millones de personas no se vacunen porque su país no tenga dinero para pagar las dosis» y recuerda que «aquí, y en ciertas zonas del Sudeste asiático, en la India, y en algunas zonas de Sudamérica la gente vive apiñada en los ‘slums’ (asentamientos informales) de las grandes ciudades». Junto a ello, subraya que «las nuevas variantes de la covid, como la Delta, nacen precisamente aquí, pero a la hora de expandirse el virus no entiende de nacionalidades, de clases sociales ni de países pobres o ricos».

Martínez será el primer periodista en recibir este galardón. El jurado estuvo integrado por Andrés Mellado, José María Rondón, David González, Lucas Haurie y la directora de Comunicación de la Fundación Unicaja, Cristina Rico. Pepe Lugo, delegado de LA RAZÓN en Andalucía, actuó como secretario.