La Junta inicia «el cierre ordenado» del vertedero de Nerva

Crespo recuerda que los gobiernos socialistas autorizaron nueve ampliaciones

Vista del vertedero de residuos tóxicos de Nerva (Huelva)
Vista del vertedero de residuos tóxicos de Nerva (Huelva) FOTO: Julio Muñoz EFE

La Junta de Andalucía está procediendo ya al cierre «ordenado» del vertedero de Nerva (Huelva), a donde llegaron 11.000 toneladas de residuos peligrosos procedentes de Montenegro. Un asunto que viene enfrentando a PP y PSOE, con reproches cruzados sobre los permisos dados para esta operación y las gestiones para clausurar este recinto que cuenta con una fuerte oposición por parte de los ecologistas y de los vecinos de la comarca. En respuesta a una pregunta parlamentaria realizada por el diputado de Unidas Podemos Ismael Sánchez, la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, confirmó que se está procediendo al cierre del vaso 1 del vertedero, subrayando el «compromiso del Gobierno andaluz» con este tema. «No se puede cerrar de la noche a la mañana porque sería irresponsable», subrayó Crespo, no sin antes recordar que la autorización del traslado de los residuos correspondió al Gobierno central y que los anteriores gobiernos socialistas de la Junta modificaron la ampliación del recinto «hasta en nueve ocasiones».

Por lo que respecta a las competencias autonómicas, la Junta ha rechazado la llegada de unos residuos procedentes de Italia, extremo que no hizo el Ejecutivo central con los de Montenegro y que finalmente acabaron en Nerva tras pasar por el Puerto de Sevilla. Junto a ello, Crespo aseguró que desde la Junta «no se ha dado ninguna autorización ambiental integrada» y que todas las peticiones que se formulan se estudian «de forma garantista».

Crespo, en su intervención, remarcó que la Junta «está tratando de resolver todos los desaguisados que el anterior gobierno del PSOE hizo durante años» y lamento que desde el Ejecutivo central se culpe a la Administración andaluza, cuando «le ley es clarísima y señala que los residuos extracomunitarios son de competencia estatal». También instó a Unidas Podemos a hacer presión para que «sus compañeros en el Gobierno paren esta entrega de residuos».

De otro lado, hoy estaba prevista la llegada de un nuevo barco con residuos procedente de Montenegro. Sin embargo, el Puerto de Sevilla señaló a LA RAZÓN que no tenía constancia de la llegada de este tercer buque.

En su pregunta a la consejera, el parlamentario de Unidas Podemos exigía un calendario «con fechas concretas» para este cierre y el inicio de los trámites «en connivencia con el Gobierno central» para que «se interrumpa la admisión de más residuos peligrosos al centro de gestión», junto al rechazo de «futuras autorizaciones ambientales». También reclamaba a la Consejería de Agricultura la activación de «mecanismos de control de inspección y de protección del aire para que se garantice la salud de las personas y la protección del medio ambiente», puesto que «hay vecinos que viven a 700 metros del vertedero».

De otro lado, los alcaldes de los siete municipios de la cuenca minera de Huelva solicitaron una reunión urgente con la Consejería de Agricultura y con el Ministerio para la Transición Ecológica para tratar el cierre del vertedero. A su juicio, la Junta «debe decir cómo y cuándo se pone fin a esta situación límite», mientras que el Ministerio es «responsable a nivel estatal del escenario que se está viviendo en la localidad nervense con la llegada de nuevos residuos extracomunitarios».