Anna Galdón: “Esta dieta puede ayudar a perder grasa corporal”

La dieta del arcoiris es un tipo de alimentación definida por Yann Rougier, médico especialista en Neuroinmomunología. Clasifica los alimentos en colores en función de su pH | Anna Galdón, diplomada en Nutrición y Dietética. Ceo en Soifit
La dieta del arcoiris es un tipo de alimentación definida por Yann Rougier, médico especialista en Neuroinmomunología. Clasifica los alimentos en colores en función de su pH | Anna Galdón, diplomada en Nutrición y Dietética. Ceo en Soifit

La dieta del arcoiris es un tipo de alimentación definida por Yann Rougier, médico especialista en Neuroinmomunología. Clasifica los alimentos en colores en función de su pH

-¿Qué es la dieta del arcoiris?

-Es un tipo de alimentación definida por Yann Rougier, médico especialista en Neuroinmunología, que se basa en mantener en equilibrio el balance ácido-base del organismo en función de los alimentos escogidos mejorando así ciertos estados patológicos como puede ser la diabetes. Así, clasifica los alimentos en colores en función de su pH (también en función de su índice glucémico).

-¿Es una dieta mucho más alcalina (70) que ácida (30)?

-Exacto. El 70% de los alimentos ingeridos se caracteriza por tener un pH más alcalino (>7), mientras que el 30% estará compuesta por alimentos con un pH más ácido (<7).

-¿Nos puede ayudar a adelgazar?

-Sí, esta dieta puede hacer que perdamos grasa corporal porque elimina todos los alimentos procesados y malos hábitos. Está basada en productos nutritivos como frutas, verduras, frutos secos, legumbres... Además, está bien complementarla con ejercicio. Por lo tanto, a groso modo, prescindiendo de los alimentos procesados y evitando el sedentarismo se consigue reducir la masa grasa y mejorar de la salud.

-¿Es segura?

-Sí, si no se sufre ninguna patología que precise de una pauta alimentaria en concreto. Es correcto el fomento hacia una alimentación libre de procesados, pero discrepo en la restricción de ciertos productos como son la calabaza, zanahoria, patata o los lácteos grasos. En cuanto al resto de alimentos nada que objetar porque en realidad la base de esta alimentación es la misma que llevamos años proponiendo los nutricionistas: alimentación libre de procesados, con tecnologías culinarias adecuadas, fomentando el consumo de frutas, verduras y legumbres, moderando los embutidos y carnes rojas, evitar el sedentarismo y los evitar hábitos tóxicos como el alcohol...