AtlanTIC, teleasistencia sociosanitaria en Andalucía

La Junta de Andalucía, de la mano de su socio tecnológico Telefónica, da luz verde a un ensayo clínico en el que se observarán las virtudes y defectos a corregir de la teleasistencia de pacientes con múltiples patologías y la integración sociosanitaria

La Junta de Andalucía, de la mano de su socio tecnológico Telefónica, da luz verde a un ensayo clínico en el que se observarán las virtudes y defectos a corregir de la teleasistencia de pacientes con múltiples patologías y la integración sociosanitaria

La telemedicina se consolida como uno de los instrumentos básicos en la consulta de cualquier especialista. AtlanTIC se presenta como un ambicioso proyecto que pretende demostrar el funcionamiento y coste efectividad de una intervención sociosanitaria integrada con telemonitorización y videoconferencia. Desde este año y hasta septiembre de 2018, se recogerán los datos de los indicadores para validar sus beneficios.

Esta iniciativa parte de forma conjunta de la Consejería de Salud, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, a través de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía (ASSDA), con la colaboración de Telefónica, como socio tecnológico. En España, hay otros proyectos similares, en Valencia y Barcelona, que ya arrojan datos muy positivos, no sólo desde el punto de vista clínico sino de satisfacción de los pacientes.

Sin embargo, existen diferencias con ellos, tal y como explica Julio Jesús Sánchez García, ingeniero de Telecomunicaciones, experto en Marketing, gestor de proyectos y servicios de Telefónica: «En primer lugar, se distingue en los pacientes a los que se dirige. En este ensayo clínico se ha optado por intervenir en los grupos de pacientes más frágiles, con mayor riesgo de descompensación. En segundo lugar, en el modelo de intervención. En ValCrònic y Telèmac se trataba de un modelo de intervención basado en la atención primaria. En AtlanTIC, actúan varios actores tanto sanitarios (atención primaria, servicios de medicina interna de los hospitales, Salud Responde, urgencias), como sociales (Assda), desarrollando un modelo de intervención integrado y coordinado».

Dentro de las metas que persigue AtlanTIC, se hallan la reducción de los ingresos hospitalarios y las visitas a urgencias de atención primaria y hospitalaria, con el uso de las nuevas tecnologías en el seguimiento y monitorización domiciliaria. Se espera detectar más precozmente los eventos de descompensación de sus patologías crónicas y poder establecer mecanismos terapéuticos y seguimientos correctores más ágiles. Además, en el ensayo se va a medir el incremento del grado de satisfacción de los pacientes respecto a los servicios de salud.

AtlanTIC se va a poner en marcha en las provincias de Sevilla y Málaga, en el Hospital Universitario Virgen del Rocío, Hospital Universitario Virgen de la Macarena y Hospital Serranía de Ronda. En este ensayo, multicentro y aleatorizado, que durará año y medio, participarán un total de 510 pacientes con patologías de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), insuficiencia cardiaca, diabetes e hipertensión arterial. Los pacientes se sitúan en el centro del sistema y a su alrededor giran todos los servicios sanitarios que precisan, pero ¿quién los coordina?: «Por un lado, serán los servicios de medicina interna de los hospitales involucrados en el ensayo. Ellos valorarán e incorporarán a los pacientes. Por otro lado, Salud Responde es la piedra angular del modelo de intervención, como evaluadora de los eventos que se produzcan y distribuidor de los mismos», manifiesta Sánchez García.

Además, para no perder la perspectiva de esa coordinación entre servicios y diferentes organizaciones «el flujo principal de la información se centra en Salud Responde. Este recogerá las alertas clínicas procedentes de los pacientes y, en base al resultado de una entrevista estructurada, determinará el modelo de intervención más adecuado a cada circunstancia, poniendo en marcha a los otros actores como urgencias, atención primaria o medicina interna. Por su parte, ASSDA gestionará las alertas de adherencia y realizará un seguimiento de los aspectos sociales del paciente», comenta Sánchez García.

Papel de la tecnología

Como socio tecnológico, Telefónica aporta su servicio de gestión remota de pacientes. «Entrega los dispositivos conectados al paciente, formándolos y guiándolos en el uso de los mismos. Un ‘‘call center’’ gratuito les permitirá a los pacientes consultar cualquier tipo de duda con los mismos en todo momento. Luego, toda la información recibida de los pacientes es integrada en los sistemas del SAS», explica Sánchez García.

También juega un papel importante la videoconferencia, como detalla el ingeniero de Telecomunicaciones de Telefónica: «Es parte del servicio que aportamos. Se realiza a través de la tableta que se entrega al paciente. Los profesionales podrán agendar a los pacientes “consultas virtuales” y entrar en comunicación con ellos por este medio. Se ha demostrado en varios proyectos que esta tecnología mejora la percepción de cercanía de los pacientes. Y, además, les evita desplazamientos, muchas veces molestos para estas personas que suelen ser de avanzada edad», concluye Sánchez García.