No elimines las grasas de tu dieta si quieres adelgazar

Según publica la web de la revista Time, un nuevo y sorprendente análisis sugiere las dietas bajas en grasa no son la mejor manera para perder peso.

Una nueva investigación publicada el jueves ha encontrado, una vez más, que la reducción de la grasa de la dieta no es la forma más eficaz de perder peso, y que, en general, una dieta baja en grasa no es la mejor apuesta a la hora de evitar el famoso efecto rebote a medio y largo plazo.

Investigadores de la Universidad de Harvard realizaron 53 estudios que incluyeron a más de 68.000 participantes en un intento de evaluar los efectos a largo plazo de una dieta baja en grasas en comparación con una dieta más alta en grasas. Muchos estudios de dieta duran menos de un año, por lo que el éxito a largo plazo es, en la mayoría de los casos, imposible de juzgar. Para este trabajo, los investigadores examinaron estudios anteriores que duraron al menos un año, junto con los suyos propios.

La conclusión no pudo ser más esclarecedora: las dietas bajas en grasa no condujeron a una mayor pérdida de peso, según informaron los investigadores. Además, las dietas altas en grasas que son bajas en hidratos de carbono fueron ligeramente, pero significativamente más propensas a conducir a la pérdida de peso a largo plazo en comparación con un las bajas en grasas. Según el autor del estudio, Deirdre Tobias, "tenemos que pensar en los alimentos y los patrones saludables en lugar de pensar en nutrientes individuales, como las grasas por un lado y los hidratos por otro”. Y continúa, "la lección clave aquí es que dejemos de comparar grasas a hidratos de carbono cuando se trata de la pérdida de peso y no prescindir de ninguno de ellos".

Si estás a dieta, esta afirmación puede ser verdaderamente confusa, ya que generalmente lo primero que hacemos cuando queremos bajar de peso es recortar las grasas de nuestra dieta, o directamente eliminarlas. Pero uno de los datos fundamentales que arroja este estudio es que hasta ahora no se habían medido las consecuencias a largo plazo porque no existían estudios de más de un año y los ensayos de corta duración pueden no ser representativas de los efectos sobre la pérdida de peso a largo plazo.

Los investigadores concluyen que su estudio, publicado en la revista The Lancet Diabetes y Endocrinología, no es compatible con la eficacia de las dietas bajas en grasa, porque a corto plazo sí que se obtiene una bajada de peso significativa pero se desconocen aún los resultados a largo plazo en un "control de peso significativo."

Añaden además, y esto nos interesa a todos, que las directrices de salud pública deben dejar de recomendar dietas bajas en grasa para bajar de peso, haciendo hincapié en que se necesita más investigación para averiguar qué estrategia es la más eficaz, no solo para adelgazar, sino para no volver a recuperar el peso y mantenerse, que al final es lo más importante para nuestra salud.