Beber salud en verano

La tecnología MicroMasticating, recientemente introducida en el mercado, extrae hasta el 90% más de zumo y fibra de cada fruta y verdura, directamente en el vasos
La tecnología MicroMasticating, recientemente introducida en el mercado, extrae hasta el 90% más de zumo y fibra de cada fruta y verdura, directamente en el vasos

Con el verano encima y los termómetros marcando temperaturas máximas, apetece refrescarse con bebidas más ligeras y sanas. Estamos en la temporada del año con mayor variedad de frutas y, si sabemos aprovecharlo, accederemos a una dieta variada y rica en vitaminas, que nos ofrecerá, además, un aporte extra de hidratación.

Según el estudio de la Federación Española de Nutrición: Valoración Nutricional de la Dieta Española de acuerdo al Panel de Consumo Alimentario, de 2012: «El consumo de cereales, cereales integrales y patatas, verduras y hortalizas y legumbres está por debajo de las recomendaciones, mientras que el de lácteos, pescados, carnes magras, huevos, grasas, dulces y embutidos se sitúan por encima de lo recomendado. Los grupos de alimentos que se ajustan mejor a las recomendaciones son los de frutas, aceite de oliva y girasol y frutos secos». En este sentido, es recomendable fomentar la ingestión de estos alimentos que son fuentes seguras de vitaminas y nutrientes benéficos para la salud, y por qué no aprovechar los avances en la tecnología de consumo que nos permiten introducir este tipo de alimentos de forma fácil y deliciosa.

1- Zumos, licuados y «smoothies», mejor naturales y «do it yourself».

En casa, uno puede elaborar un amplio abanico de zumos energizantes, revitalizantes, e incluso relajantes. Son bebidas frescas e hidratantes que toda persona que cuida su alimentación quiere tener el poder de elaborarlos en su propia casa y sin problemas ni incomodidades. Además, con más tiempo en vacaciones es posible explorar nuevas recetas.

2- ¿Cómo deben conservarse para no perder propiedades?

Los zumos pueden mantenerse en refrigeración hasta 24 horas (aproximadamente 5-7ºC, que es lo que alcanzan las neveras domésticas), sin que su aporte nutritivo se vea alterado de forma significativa. Eso sí, la exposición de la luz, el aire y las temperaturas elevadas pueden afectar la calidad del zumo.

3- Combinar frutas y verduras es una buena manera de incentivar los niños a tomar este tipo de alimentos.

La mezcla de frutas y verduras como el pepino, el apio, las espinacas y el perejil, además de proporcionar hidratación aporta un toque de sabor diferente a los zumos naturales, haciendo más llevadera la ingestión de estos alimentos que, por norma general, son menos apetecibles para los niños.

4- Herramientas clave para la elaboración y no perder nutrientes.

En la actualidad existen licuadoras que permiten obtener zumos con mayor valor nutricional, sabor y textura. La tecnología MicroMasticating, recientemente introducida en el mercado, extrae hasta el 90% más de zumo y fibra de cada fruta y verdura, directamente en el vaso.

5- ¿Lo estás haciendo correctamente?

La app «Healthy Drinks» que ha desarrollado Philips y su libro de recetas que ofrece orientación sobre los beneficios para la salud que aportan las frutas y verduras, sirven como punto de inicio para encontrar el combinado perfecto. Además, esta «app» ya está disponible en castellano y ofrece un seguimiento nutricional con múltiples «desafíos» para conseguir alvanzar una alimentación más saludable.

Más sobre innovación en salud en:www.philips.es/comparteinnovacion