Salud

Síndrome del edificio enfermo

«Esta condición afecta a un tercio de los edificios de nueva construcción y rehabilitados»

«Esta condición afecta a un tercio de los edificios de nueva construcción y rehabilitados»

Publicidad

El exceso de agua en el ambiente, favorece la aparición de ácaros, hongos y bacterias. De hecho, la aparición de ácaros a causa de la humedad tiene una relación directa con el denominado «síndrome del edificio enfermo» (SEE), un problema que afecta hasta un tercio, al menos, de los edificios de nueva construcción y rehabilitados.

Se trata de un conjunto de síntomas que padecen las personas que habitan o trabajan en un mismo edificio y que, desaparece o se reducen cuando lo abandonan. Según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (Insst) algunos ejemplos de edificaciones que pueden estar afectadas por el síndrome del edificio enfermo son oficinas, edificios públicos, escuelas y guarderías, edificios comerciales e, incluso, viviendas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el origen de este síntoma es la mala calidad del aire del recinto, provocada por una mala ventilación y una temperatura y grado de humedad incorrectos. Niveles de humedad inferiores al 40% y superiores al 60% dentro de determinadas edificaciones pueden suponer un problema para la salud. Las personas que viven en lugares con mala impermeabilización pueden padecer asma, bronquitis, alergias respiratorias y erupciones en la piel.

Por ello es importante no dejar pasar el tiempo y erradicar los problemas de humedad antes de que se conviertan en un problema para nuestra salud. Es lo que hay. Seguro

Publicidad