¿A qué sabe la ópera?

“¿A qué sabe y huele la ópera?” es una pregunta que sólamente un forofo de este género musical y un friky de la gastronomía y los vinos podría plantearse. Si Puccini tuviera un sabor quizá este sería alguna clase de marisco oriental con recuerdos a “Madame Butterfly” o si “Carmen” fuera un aroma me recordaría a los Vinos de Jerez. La ópera, como todas las emociones, casa con otras artes que a su vez generan sentimientos. Y es que he podido ser una de las 30 afortunados en conocer, hace unos días, una propuesta llena de originalidad, elegancia y buen gusto: Navidades InterContinental.

Con motivo del “Bicentenario del Teatro Real” el Hotel InterContinental de Madrid ha querido rendirle homenaje, creando así un nuevo concepto que viste la Navidad de ópera. La vista, y la desviste, pero con sabor y colores.

En realidad no es ninguna locura porque tanto el Teatro Real como el Hotel InterContinental son dos grandes iconos de la ciudad: son edificios llenos de historia, que esconden un sinfín de pasiones vivas de todas las personas que habitan temporalmente estos rincones majestuosos y legendarios. Toda la gente que vibra, baila y llora con la música y las leyendas que pasan por ‘el Real’; y los secretos a voces que abundan en el lobby, la cafetería, las habitaciones y demás espacios ‘del Inter’. Un matrimonio basado en el lujo sensorial, ese que para vivir hay buscar la excelencia.

Todas estas razones han servido de inspiración, por tanto, al hotel de cinco estrellas para dar la bienvenida al 2019 y conmemorar así los más de 200 años de historia del Teatro Real.

La Boheme, Madama Butterfly, El Elixir de Amor, El Barbero de Sevilla, La Traviata y La Flauta Mágica serán los protagonistas de estas fiestas. Cada ópera tiene un sentimiento especial llegando hasta el InterContinental para decorar y acompañar la Navidad.

Todos los asistentes disfrutarán de un ambiente vibrante con galas “cinco estrellas”, una cuidada decoración, elegante vajilla, cubertería y bajoplatos de plata, el entorno de sus salones y del gran lobby central con el chandelier: que servirán de entrada hacia un mundo de ópera, con representación en vivo en cada una de las celebraciones.

Las Galas de Navidad de InterContinental (Cena de Gala de Nochebuena, la Gran Cena de Gala de Nochevieja con Fiesta de Cotillón y la Cena de Gala de Reyes con su tradicional sorteo) se han convertido en un referente de elegancia con la más cuidada gastronomía para celebrar estas fechas en familia o entre amigos. El Brunch de InterContinental, producto gastronómico estrella del hotel, también se viste de gala ofreciendo un sinfín de referencias gastronómicas en su espectacular buffet que harán las delicias de los comensales más gourmet en las siguientes citas: Brunch de Navidad, Año Nuevo y Día de Reyes. Además, para que todos vivan una experiencia fantástica los más pequeños podrán confeccionar sus propias pizzas y disfrutar de clases de repostería.

Sobre la gastronomía...

Los Chef Miguel de la Fuente y Juan Carlos de la Torre serán los encargados de adentrarse en el sugerente mundo del Teatro Real para buscar la esencia de las óperas más ilustres y recrearlos en sus fogones. Una propuesta de alta gama basada en el respeto a la materia prima, pudiendo encontrar platos como Besugo “Salvaje Cubierto con un Velo de Cigalas y Pil Pil Untuoso de Minestrone y Ginger”, pasando por “Ostra Gillardeau con un Ligero Aliño Cítrico y Caviar de Beluga 000”, hasta un “Tournedó Rossini de Ternera Rubia Gallega, Medallón de Foie Gras Asado y Salsa Perigourdine”.