Volver al siglo VII

El yihadismo se ha convertido en el principal enemigo para la estabilidad de Occidente, de las sociedades democráticas que tienen su base en los principios del Cristianismo. Miles de personas están en la primera línea del combate contra esta amenaza. Los medios de comunicación se deben empeñar, bajo los principios de contar la verdad y denunciar los ataques a la libertad, en este combate global.

  • Image

Matar con cuchillo

true

Sobre el autor

Jesús María Zuloaga

Subdirector de LA RAZÓN, he dedicado los últimos 31 años a la información sobre las bandas terroristas que constituían una amenaza para España, en especial ETA. Ahora, me ocupo, junto con otros compañeros del diario, del problema del yihadismo

ETIQUETAS

El propósito de este blog es el de dar a conocer la intrínseca maldad y fanatismo del Estado Islámico. Al escribir sobre esta banda yihadista, siempre se corre la tentación de teorizar aunque creo que lo mejor es tratar de demostrar la maldad del ISIS por medio de sus escritos y de sus hechos. Realmente nos quieren devolver al siglo VII. Por ello, hoy se reproduce la teórica que han redactado los cabecillas islamistas sobre el uso del cuchillo como arma para asesinar infieles. Ya hemos publicado en LA RAZÓN algunos párrafos, pero la lectura completa, de la que sólo se han omitido aspectos “operativos” que podrían servir para dar publicidad a detalles de cómo se tienen que cometer los crimenes, resulta ilustrativa. El texto no es muy largo y no precisa de otros comentarios previos.

“Al considerar una operación de terror un océano de pensamientos podrían nublar la mente y la capacidad para tomar una decisión final. Las dudas pueden provocar que uno sea derrotado, si no ha recibido orientación o formación adecuada. Sin embargo, no es necesario ser un militar experto o un maestro de artes marciales, o incluso poseer una pistola o un rifle, para llevar a cabo una matanza, para herir a a varios incrédulos y aterrorizar a toda una nación. Una determinación sin dudas, un poco de planificación básica y la ayuda de Alá son suficientes para el éxito de un solo mujahid (combatiente) y traer una miseria incalculable a los enemigos de Alá”.

“Muchas personas tienen aprehensión de hundir un cuchillo en la carne de otra persona. Esto se debe a que existe una degradación sobre los conceptos de dolor y muerte y, sobre todo, después de la “modernización” en la matanza del ganado”.

“En lugar de utilizar el término “lobo solitario”, nos referiremos a las operaciones en Dar al-Kufr (tierra de la incredulidad) ejecutadas por muyahidines del Califato, como operaciones de terror para sorprender al enemigo”.

“Todo ello no puede ser excusa para abandonar la yihad (guerra santa), como el Omnisciente Más Sabio dijo: “La lucha te ha sido ordenada. Tal vez no te gusta una cosa y es buena para ti; y tal vez te gusta una cosa y es mala para tí. Alá sabe, mientras

no sabe”.

“En cumplimiento con éste y otros versos sobre la yihad, las generaciones de muyahidines aumentaron por el bien de Alá. Golpearon el cuello de los kuffar (infieles) con sus espadas, les rompieron las extremidades y perforaron la carne carnosa de los que se oponían al Islam”. “

“El cuchillo era un arma con la que los Sahâbah (compañeros que conocieron al profeta Mahoma) manejaban bien. Abdur-Razzaq as-San’ani (erudito islámico sunita originario de Yemen) escribió que una daga fue el arma utilizada por Muhammad Ibn Maslamah (militar y difusor del Islam, compañero del profeta) en el asesinato del infiel judío Kab Ibn al-Ashraf (líder judío que vivía en Medina), a quien el Mensajero de Alá (Mahoma) ordenó matar”.

“Uno puede preguntarse por qué los cuchillos son una buena opción para un ataque. Están ampliamente disponibles en todos los paises y por lo tanto son fácilmente accesibles. Son muy fáciles de ocultar y altamente letales, sobre todo en las manos de alguien que sabe cómo utilizarlos de manera efectiva”.

“Al elegir un cuchillo, debe tener en cuenta la fuerza de la hoja y el mango, y buscar algo de tamaño razonable para el trabajo. Además, no debe ser demasiado grande, porque es difícil de ocultar, ni carecer de un fuerte agarre para evitar ser desarmado. Los cuchillos de sierra o parcialmente dentados son buenos para combate”.

“Se recomienda expresamente no utilizar cuchillos de cocina, ya que su estructura básica no está diseñada para manejarlos de forma vigorosa”.

“Algo importante que se debe tener en cuenta antes de la adquisición de un cuchillo es evitar cuchillos molestos, los que pueden causar daños al usuario debido a la mala fabricación”.

“En cuanto a la elección de un objetivo hay que hacerlo igual que en la caza de una presa. Cuando se lleva a cabo una operación de cuchillo, no se aconseja escoger reuniones muy grandes o zonas demasiado llenas porque representa una desventaja y sólo aumenta la probabilidad de no lograr muertes”.

“Se aconseja que cuando se realiza una operación por uno mismo, el objetivo debe ser un grupo más pequeño, porque de lo que se trata es de infligir el terror. Alternativamente, para una prolongada campaña de terror, se pueden elegir objetivos solitarios, como un kafir (infiel) borracho en una calle tranquila cuando vuelva a casa por la noche, o el kafir que trabaja en un turno de noche, o alguien que camina solo en un parque público o área boscosa rural, o alguien en un callejón cerca de una discoteca o en otro lugar de libertinaje, o incluso alguien que da un paseo en una zona tranquila de un barrio”.

“Debido a la dureza del cráneo, no es aconsejable apuñalar la cabeza porque se puede romper el cuchillo o provocar que la hoja se atasque en el cráneo y haga difícil extraer el arma”.

“El objetivo de una agresión con arma blanca es alcanzar un número de muertes razonable para infligir terror entre los cruzados”.

“No es necesario decapitar al infiel porque se puede perder mucho tiempo. Basta con cortar la garganta, al igual que uno podría sacrificar una oveja, es suficiente. (...) Cuando se ataca a una víctima que viste cuero, jeans o material resistente, se debe evitar golpear en esas zonas (...) La psique de la mayoría de los seres vivos, cuando se percibe una amenaza, se explica en el concepto de “lucha o huida”. Una vez que se inicia el asalto aunque el objetivo esté lesionado, puede intentar resistirse. Una

rebanada rápida a través de la cara debe someterle rápidamente ya que muy poca gente va a seguir luchando una vez que el olor, tacto y la visión de la sangre se hacen evidentes. Si el objetivo está solo,debe ser incapacitarlo tan rápida y silenciosamente posibles”.

“Para que la operación no sea confundido con otro tipo de acto de violencia es esencial dejar algún tipo de evidencia o insignias de identificación del motivo y la lealtad al Califato incluso si es algo tan simple como una nota fijada o unida al cuerpo de la víctima”.

“El objetivo general de cualquier operación de terrorismo es traer el horror y la miseria a los enemigos de Alá y para recordarles que sus esfuerzos para hacer la guerra contra el Islam y los musulmanes sólo conducirán a más y más muyahidines

que aparecerán en medio de ellos, listos para golpearlos sin piedad en su propio suelo. Por lo tanto, “que encuentran dureza en ti “(At-Tawbah -sura-123). Y recuerda que el Mensajero de Alá dijo: “nunca se unieron los kafir y sus asesinos en el fuego”.

Red de Blogs

Otro blogs

Últimas noticias