Comienza el curso

Decíamos ayer, emulo a Fray Luis de León, que Manuela Carmena no cesaba de habitar en sus mundos fantásticos, pues así seguimos, como bien explica el portavoz popular, Martínez-Almeida, “se engaña a sí misma”. Debido a ello, los inicios del nuevo curso han sido de todo menos tranquilos en nuestro querido Madrid, no nos olvidemos que quedan ocho meses para elecciones municipales y todo se acentúa. Asegura la Alcaldesa que repetirá en las próximas elecciones, pero en “una agrupación de electores”, una modalidad de la “agrupación de vecinos” de la que habla en ocasiones, que será transversal y en la que tiene cabida todo el mundo. Todo es posible con nuestra Manuela.

Mientras tanto, la vuelta a la actividad en el Ayuntamiento es la vuelta a los problemas de la suciedad, el asfaltado, los atascos, los polideportivos sin un futuro por la cerrazón ideológica de la primera edil, barrios sin seguridad para los vecinos por igual motivo, seguimos sin cámaras de seguridad en Tetuán, Vallecas no ha corrido mejor suerte; parques olvidados, proyectos para personas con discapacidad no ejecutados a pesar de su aprobación en Pleno y no sigo por no agotar el espacio de esta entrada en mi blog.

Las diferencias y discrepancias entre los concejales siguen siendo noticia, la cordialidad entre los miembros de Ahora Madrid sigue siendo francamente mejorable. La concejal Montserrat Galcerán, perteneciente a Ganemos, ha afirmado que la “plataforma de amigos” que pretende organizar la Alcaldesa con la inefable ayuda de Marta Higueras es “volver a lo peor de los tiempos aristocráticos”. No sabemos cómo habrá sentado este comentario pero me lo puedo imaginar sabiendo que Manuela trabaja por las grandes causas sociales que afectan a los más desfavorecidos, como lo demuestran sus innumerables viajes por el mundo, por cierto, más numerosos que sus visitas a los Distritos de nuestra Capital... Que no estamos para asuntos menores.

Seguimos sin nuevas Escuelas Infantiles, que ni están ni se las espera, eso sí, no nos faltan problemas de plagas diversas, no tenemos soluciones para abordar la situación de las personas que viven en los numerosos asentamientos urbanos temporales, no abordamos el complejo asunto de los migrantes y así podríamos seguir. Para este Gobierno el concepto planificación no existe, todo se improvisa. Buen ejemplo es su pretensión de habilitar el Palacio Valdés, situado en el municipio de Tres Cantos, para 200 inmigrantes que han llegado a nuestras costas. Un edificio que no cumple con las condiciones urbanísticas necesarias para uso residencial, que no tiene calefacción, que no está adaptado para personas con discapacidad. En fin, que lo importante es salir del paso como se pueda, hacer mucha propaganda buenista y sentimentaloide y lo demás ya se arreglará solo, a pesar del colapso de los Servicios Sociales. Sigo sin entender, y va a terminar este mandato, qué tipo de políticas sociales pretende consolidar este “gobierno de lo social”.

Llama la atención, por otro lado, la sensibilidad extrema de los Concejales “carmeniles”. Rita Maestre, por ejemplo, se pone hecha una fiera porque le pillan en un renuncio con motivo de su boda, Javier Barbero se enfada muchísimo cuando los policías no le dicen lo que espera escuchar, Inés Sabanés se pasa la vida ofendida cuando se le explica que su obsesión contra los coches empieza a ser disparatada , eso sí, los miembros del grupo popular somos unos xenófobos por querer abordar el asunto de los “manteros” cada vez más numerosos en las calles, especialmente del Centro y defendemos a todas las partes implicadas para conseguir un acuerdo. Somos también poco sensibles a las problemáticas sociales y varias lindezas más que no me parece bien dejar por escrito. Parece que esta balanza está mal equilibrada a conciencia.

En otro orden de cosas, lamentar la muerte de dos trabajadores en Madrid y una víctima de violencia de género y mandar todo mi apoyo a las familias y a los heridos en momentos tan trágicos.

En cuanto a política nacional se refiere, estamos francamente asombrados de los derroteros seguidos por el débil gobierno “Frankenstein”. La tesis de Pedro Sánchez está resultando ser un gran dilema para el gobierno no votado por los españoles, fruto de la unión de grupos independentistas y radicales del que desconocemos sus intenciones, aunque nos las podamos imaginar. La situación comienza a tambalearse. Realmente es grave todo lo que estamos viendo en las últimas semanas, Ministros poco duraderos, Ministras haciendo declaraciones insólitas, grupos que exigen lo imposible.

Termino no sin antes desear a la Alcaldesa, que se ha caído en un accidente doméstico, afortunadamente sin graves consecuencias, su recuperación total.

Seguiremos en contacto...

Beatriz Elorriaga analiza lo que será el “próximo curso” en el ayuntamiento de Madrid