Diez medidas de Ciudadanos para mejorar la movilidad de Madrid

Una sensación extendida en Madrid es que la movilidad es uno de los grandes problemas de sus ciudadanos. Pues esto no es sólo una sensación, sino que también los datos oficiales lo confirman. En el 2014se registraron 570 millones de desplazamientos en M30 frente a 630 en 2017. Los autobuses de la EMT han perdido regularidad y velocidad media, un poco más del 2% en la era Carmena. Y finalmente, la empresa municipal de autobuses urbanos pierde hasta septiembre casi 10 millones de viajeros respecto al año anterior. Estos datos confirman las sensaciones de los ciudadanos.

¿Qué puede hacer Ciudadanos para mejorar la movilidad en la ciudad de Madrid? Para empezar, Madrid tiene que innovar y comprometerse con las nuevas tecnologías. Ciudadanos quiere que Madrid sea la capital europea del vehículo eléctrico. No lo vamos a hacer por decreto como haría Carmena o Pedro Sánchez sino que la administración debe facilitarel uso de este tipo de vehículos llevando a cabo las inversiones necesarias. Es decir, crear un ecosistema efectivo para que el vehículo eléctrico triunfe en Madrid.

Además hay 10 medidas que un Equipo de Gobierno responsable al frente del Ayuntamiento de Madrid debería poner en marcha el antes posible:

1. Puntos de recarga eléctrico

Puntos rápidos de recarga eléctricos, solo hay 5 en todo Madrid. No es posible que Pedro Sanchez pida al sector de automóvil que solo se produzcan vehículos eléctricos cuando las administraciones no han dado facilidades para que estos vehículos se utilicen. Es necesario multiplicar los puntos de recarga por toda la capital.

2. Vías exprés en todas las entradas a la ciudad.

Vía similar al VAO pero sin obra de segregación que tantos dolores de cabeza genera al Ministerio de Fomento. Por ende, las vías express son carrilesque premian a los vehículos con alta ocupación dándoles prioridad. Una obra menor que debe ponerse en marcha en todas las entradas de la ciudad

3. Extensión de Bicimad y ciclocarriles para toda la ciudad.

El “carmenismo” ha sido incapaz de seducir a los madrileños a utilizar la bici ya que el número de abonados al servicio público de bicicletas está estancado. Para ello es necesario extender Bicimad a todos los distritos y no solo a unos cuantos. Además, es necesario extender los ciclocarriles por toda la ciudad, ya que es un carril que permite dar autoridad a la bicicleta mientras comparte vía con otros tipos de vehículos que hoy en Madrid son muy diferentes y numerosos.

4. Aparcamientos disuasorios

Los aparcamientos disuasorios son esenciales porque permiten al ciudadano aparcar su coche en una entrada de Madrid y moverse por la capital con transporte público. Manuela Carmena prometió invertir 160 millones de euros en estas infraestructuras y ha sido incapaz de poner ninguno en marcha.

5. Formar parte del Metro

El Ayuntamiento de Madrid tiene que formar parte del Metro de Madrid recomprando las acciones que vendió para conseguir tres objetivos bajar precios, aumentar frecuencias y hacer este transporte público 100% accesible entre otras medidas eliminando las barreras arquitectónicas. La excelencia en el metro aumentará el número de viajes y abonados.

6. Reordenación de la carga y descarga

Una ciudad actual necesita adecuarse a las nuevas demandas comerciales, especialmente con la presencia del comercio electrónico. Por ello, es necesario reordenar las plazas de carga y descarga, y permitir el uso de aplicaciones móviles para reservar plaza. Esto no solo reduciría el estacionamiento ilegal en doble fila sino que también disminuiría drásticamente los desplazamientos en busca de aparcamiento libre.

7. Coordinación con las demás administraciones.

No es posible que en la Comunidad de Madrid existan tanto protocolos anticontaminación como municipios. No es posible volver locos a los ciudadanos con restricciones diferentes en cada localidad. No es posible que la capital tenga tome unas decisiones sobre la movilidad y la comunidad se las deniegue. La coordinación es fundamental entre administraciones.

8. Extensión del vehículo eléctrico compartido para toda la ciudad.

Colaboración público-privada para impulsar el vehículo compartido 100% eléctrico en toda la ciudad. No es posible que el vehículo compartido no esté disponible en toda la ciudad.

9. Renovación de toda la flota de la EMT.

Casi un 34% de los autobuses de la EMT superan la edad útil. El Ayuntamiento de Madrid debe renovar todo el parque móvil de la empresa pública con autobuses que utilicen energía limpia. La administración debe reducir al máximo la contaminación acústica y de calidad aire.

10. Mayor control de calidad del aire

Una demanda que antes hacía PSOE y el “carmenismo” era un mayor número estaciones de medición de calidad del aire. Es esencial aumentar el control para conocer si la política de movilidad está funcionando y en el caso de que no lo haga, repensar las decisiones.

Finalmente quiero recordar que Carmena ha fracasado en su política de movilidad, centrada en resolver los problemas de calidad del aire, ya que ha sobrepasado los límites máximos fijados por la Unión Europea cada año.Desde la administración local se deben tomar diferentes acciones que ayuden a mejorar la movilidad en la ciudad de Madrid. Sin embargo, no son medidas tan espectaculares como las que impone Carmena o los protocolos basados en las restricción en vez de fomentar el transporte público. La capital necesita menos mensajes pomposos y más trabajo porque el “carmenismo“ no permite evolucionara Madrid.