Alimentación consciente

Qué tipo de alimentación sigues en tu día a día? ¿Sabes lo que comes? ¿Te preocupa tu nutrición, tu peso, el medio ambiente?

Ahora parece que se ha puesto muy de moda cuidarnos físicamente, pero ¿tu alimentación te acompaña tanto en tu actividad física como en tu nutrición interna? ¿Te ha preocupado alguna vez donde nos lleva la política de producción alimentaria?

¿Te da igual tu peso y por ello comes lo que te apetece? ¿Te cuidas físicamente y eso te permite comer lo que quieres? ¿Te cuidas físicamente y por ello cuidas lo que comes? ¿Te gusta cuidarte tanto por dentro como por fuera y por eso te preocupas por lo que ingieres?, ¿Te interesas por lo que ocasiona la producción de lo que comes, al entorno y Medio Ambiente?...

Hay muchas formas de comer, de hábitos alimentarios, de dietas, de filosofías nutricionales, omnívoros, vegetarianos, veganos, orgánicos, paleo, carnívoros, crudiveganos, détox, sen, higienistas, macrobióticos, ortomolecular, ayunos,... Infinidad de variantes y opciones que cada cual elige libremente.

Hay alguna mejor, peor o regular?

Aún teniendo mi forma concreta de nutrirme y nutrir mi vida, respecto a la alimentación en concreto, no seré yo, la que diga a nadie como debe o que debe comer.

Lo verdaderamente interesante es que cada uno sea lo suficientemente consciente de qué come, qué le aporta y por ello elegir.

Personalmente no considero que sea muy estricta y no dejo de hacer planes y quedadas porque en ella no vaya a haber una alimentación, lo que yo pueda evaluar como sana, porque el hecho de estar con mis seres queridos y compartir con ellos tiempo, ya me nutre, lo que intento, es dentro de las opciones que haya, tomar lo que más se adecua a mi filosofía nutricional. Tampoco es que yo sea una erudita de nutrición, pero si es algo que siempre me ha interesado, he estudiado y leído mucho respecto al tema, y sobre todo, he escuchado mucho mi cuerpo y mis sensaciones al tomar alimentos. Como me sientan y me hacen sentir. Y a esto es a lo que me refiero cuando hablo de Alimentación Consciente.

Particularmente hace ya algunos años, un día en pleno atasco madrileño, agosto a 40º a la sombra, tuve la experiencia de compartir mucho tiempo junto a un camión que transportaba cerditos directos al matadero, no contaré detalles, pero eso me hizo concienciarme del sufrimiento animal, y decidí no volver a comer carne que proviniera, de lo que a mí me pareció, animales maltratados. Esto no quiere decir que yo criminalice a quien lo hace, es una elección propia, o no, porque creo que en la mayoría de los casos, no es elección, es educación. Tampoco, fuera de esto hablo de ello e intento convencer a nadie, ya que creo, que cada uno desarrollamos distintas conciencias y no todos estamos preparados para las mismas cosas. Evidentemente si me gustaría que no se maltratasen más animales, ni para alimentarnos, ni para nada, y en lo que está en mis manos, así lo hago. Pero bueno, en general, lo que a mí me gustaría, e imagino que a la mayoría de nosotr@s, es que ningún ser vivo sea maltratado de ninguna forma.

Fuera de mi propia experiencia y conciencia nutricional, si te invito a que evalúes ¿qué y cómo comes? , ¿qué y cómo te hace sentir? Y algo muy importante ¿cómo afecta esta forma de nutrición al Medio Ambiente, es decir, a todo lo que te rodea, la Madre Tierra, que sin ella, nadie somos.