Abril: ¿A qué estamos jugando?

Este mes me he instalado cuatro juegos Android. Uno de guerra en solitario o en equipo, uno de estrategia y virus, dos clásicos y una sorpresa. Dos de ellos están entre los cien mejores según la clasificación de ElAndroideLibre (ahora con El Español).

El primero es ya un clásico entre los gamers de Android, «WarFriends», juego de acción en el que nos ponemos en la piel de un soldado de élite. Tenemos en nuestro haber una gran batería de armas de cuatro tipos: pistolas, rifles de francotirador, ametralladoras y armas explosivas (lanzagranadas, lanzamisiles y granadas). Todas con la posibilidad de mejorar a base de conseguir dinero del juego en las sucesivas misiones. También podemos obtener oro en el modo misiones que nos servirá para ir ganando nuevas armas más modernas y destructivas. Aparte de las misiones podemos enfrentarnos a otros jugadores en cuatro escenarios aleatorios.



Para ayudarnos en nuestra labor tenemos dos apoyos, por un lado nuestro propio equipo de especialistas: granaderos, francotiradores, equipos especiales, paracaidistas y toda una colección de vehículos (helicópteros, cazas, torretas...); por otro lado contamos con «belicartas», una suerte de cartas de rol que podemos utilizar como suplementos en cada batalla y que incluyen tanto beneficios para nosotros como herramientas para perjudicar al adversario. Por último, también podemos formar un comando con amigos y jugar en línea con ellos contra otros jugadores y mejorar nuestra experiencia e ir subiendo en la clasificación de jugadores y clanes. Lo interesante del juego es su entorno gráfico y su jugabilidad en la que casi estamos en primera persona y nos movemos entre cuatro escudos frontales con un sencillo gesto de arrastrar con el dedo.

TRUCO: ¡No dejes de moverte entre escudos y ahorra oro!

El segundo es «Hackers», en el que encarnamos a un experto informático que se encarga de hackear sistemas completos de bases de datos. Tenemos que crear primero nuestra propia red formada por un núcleo central, sistemas para conseguir dinero y créditos para sufragar nuestros ataques y un potente antivirus. Una vez hecho esto, tenemos una herramienta que se dedica a generar nuevos tipos de infecciones como gusanos o virus autoreplicantes. La verdad es que según avanza el juego se hace más monótono y de este estilo prefiero «Plague», mucho más interactivo y cuyas partidas son finitas, pero puedes intentar distintas fórmulas una y otra vez.

TRUCO: Sin duda el mejor virus que llegué a probar es el autoreplicante acompañado de algún elemento congelador de nodos.

Entre los dos clásicos destacaré «Stampede», una locura con un interfaz muy sencillo en el que somos los dueños de una suerte de zoológico volante que a ritmo de estampidas tiene que ir consiguiendo domar animales para incorporarlos a nuestras instalaciones y generar ingresos. Aparte de que tiene distintos escenarios (Montaña, desierto, jungla...) la cantidad y variedad de animales es sorprendente. Podemos montar Jirafas, osos, cebras, cabras, llamas y todo lo imaginable. Iremos cumpliendo misiones puntuales, algunas bastante complicadas, que nos permitirá avanzar a otros escenarios y conseguir domar nuevos animales.


Además, y fruto de un humor muy sutil, hay animales imaginarios como el buitre Elvis o el gorila volcano. El juego reúne todos los elementos para ser adictivo: misiones, jugabilidad, imprevisibilidad y jefes al final de cada nivel. Por si fuera poco, podemos conseguir emparejar dos animales y conseguir bebés que nos ayudan en nuestras tareas. Un auténtico lujo muy recomendable que se incluye sin duda entre los mejores juegos que he probado (y seguiré jugando).

TRUCO: Atención a las pistas que da el propio juego

TRUCO: aunque hace falta verse algunos vídeos para conseguir continuaciones, alguno de ellos se puede saltar sin miedo a perder la recompensa (como doblar ingresos).

El segundo clásico es bastante más plano y también acaba aburriendo. Se trata de «Big Hunter», en el que encarnamos a un cazador tribal que tiene que cazar especies prehistóricas a punta de lanza. Entretenido durante un rato y bastante jugable y buenos gráficos... pero sin más.

Y para el final la sorpresa: Os dejo el enlace a un juego llamado «Dijlah», traducido como «Dios Multitud» en el que literalmente: «En apoyo de nuestros hermanos los Mujahideen en las fuerzas de seguridad y la multitud populares en la guerra contra la organización terrorista Daesh». Juego en primera persona en el que matamos terroristas por las calles de una ciudad árabe.


PDF (Post Data Freak) Deseandito de probar el nuevo juego AUTORIZADO de Chuck Norris.