Casi cuatro décadas de lealtad y utilidad a las personas

El presidente Fernández Mañueco reafirma su compromiso y el de esta Comunidad con el proyecto común de España, durante los actos por el 37 aniversario del Estatuto de Autonomía

Celebración del acto conmemorativo del XXXVII aniversario del Estatuto de Autonomía de la Comunidad y entrega de la Medalla de Oro de las Cortes de Castillla y León
Celebración del acto conmemorativo del XXXVII aniversario del Estatuto de Autonomía de la Comunidad y entrega de la Medalla de Oro de las Cortes de Castillla y LeónWellington Dos Santos PereiraLa Razón

Castilla y León ha cumplido 37 años como Comunidad Autónoma. Y lo ha hecho en un momento delicado por el creciente sentimiento leonesista que apuesta por la creación de una región leonesa separada de Castilla, pero orgullosa y satisfecha por lo alcanzado en estas casi cuatro décadas en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.

Lo recordaba ayer el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, al reivindicar el «alto compromiso social» de esta Comunidad y su implicación con esa España autonómica útil a las personas. El jefe del Ejecutivo regional ponía a Castilla y León como «ejemplo de éxito» de este modelo autonómico, avalado por los sucesivos informes PISA que sitúan a esta Región a la vanguardia en España en materia educativa, así como por la atención a las personas dependientes, donde no hay listas de espera, y una asistencia sanitaria que se encuentra entre las mejores del país.

«En estos 37 años, Castilla y León ha conseguido, desde las distintas sensibilidades construir un proyecto de futuro capaz de implicarse en el plan común de España», destacaba Fernández Mañueco, mientras reafirmaba su compromiso con ser útiles a la gente y animaba a seguir en esta línea.

De parecida forma se expresaba el portavoz del PP en las Cortes, Raúl de la Hoz, para quien Castilla y León representa «mejor que nadie» en este país «la integración, utilidad y lealtad que impregnan el espíritu de la España de las autonomías».

No piensan lo mismo desde el PSOE y Podemos, desde donde consideran que en Castilla y León «queda mucho por hacer por falta de ambición». Así, mientras el socialista Luis Tudanca criticaba que no haya presidente ni proyecto político en esta Comunidad el líder de la formación morada, Pablo Fernández, recordaba que en este 37 cumpleaños «no hay nada que celebrar mientras la Comunidad siga perdiendo habitantes y autónomos»

Desde Ciudadanos, la portavoz del Grupo Parlamentario, Ana Carlota Amigo, llamaba a los partidos de la oposición a «abandonar el catastrofismo» en el que, en su opinión, están instalados, y vean «en positivo» todos los avances que ha logrado nuestra Comunidad en este tiempo. De entre los partidos con representación parlamentaria, sólo faltaba a esta cita el procurador de Vox, Javier García Conde, quien, a través de un comunicado, explicaba su ausencia en este acto alegando que la España autonómica es un «despilfarro» que, además, contribuye a crear duplicidades y fragmentar los mercados, además de crear inseguridad jurídica, desigualdad entre españoles y alimentar el nacionalismo frente a la identidad española.