La Diputación de Valladolid destinará 12 millones para paliar los efectos de la crisis en la provincia

Su diputado de Servicios Sociales, David Esteban, pide la realización de test a todos usuarios de las residencias para poder abordar mejor la situación

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, durante el pleno extraordinario de la institución provincial para explicar la gestión de las residencias de mayores frente al coronavirus
El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, durante el pleno extraordinario de la institución provincial para explicar la gestión de las residencias de mayores frente al coronavirusDiputación de ValladolidLa Razón

La Diputación de Valladolid ya se prepara para hacer frente a la crisis económica y social que sucederá a la sanitaria provocada por el Covid-19. Por ello, está elaborando un Plan de Contingencia que estará dotado con 12 millones de euros para que los efectos en la provincia sean los menores posibles.

La iniciativa estará basada en tres líneas principales de actuación: el apoyo a pequeñas empresas, autónomos, al sector turístico y de la hostelería para mantener los negocios abiertos y los puestos de trabajo; ayudas a los ayuntamientos para reforzar los planes de empleo y que se puedan realizar más contrataciones y la atención a personas en situaciones complicadas.

Para conseguirlo se deberán modificar los Presupuestos 2020 de la institución provincial, por lo que se deberán restar fondos de otras partidas para destinarlos a paliar esta situación que ha asolado a toda España y buena parte del mundo.

Así lo anunció Agapito Hernández, portavoz del PP en la Diputación, tras una reunión con los portavoces de todos los partidos de la institución en la comisión de seguimiento de la situación de los centros residenciales. Un encuentro de más de una hora, “muy positivo”, y del que destacó el “buen tono” y los “planteamientos” para trabajar y hacer frente a la “desdichada situación” en la que se encuentran las dos residencias dependientes de la Diputación.

En este sentido el diputado de Servicios Sociales, David Esteban, detalló que en “Cardenal Marcelo” hay 178 residentes y cuatro derivados del Hospital Río Hortega de Valladolid. En este centro han fallecido ocho personas por Covid, cinco se encuentran en estado grave, ocho con sintomatología moderada y 14 están leves.

Por otro lado, en la “Doctor Villacián” hay 120 residentes, tres ingresados en el Río Hortega, han fallecidos doce mayores, uno se encuentra en estado grave, diez con síntomas moderados y 16 leves.

Asimismo, destacó que, desde que comenzara el Estado de Alarma, estas residencias han ganado en ocho profesionales y que “hay personal suficiente para abordar la situación” así como que en breve se abordará la posibilidad de que las personas en estado terminal puedan tener el acompañamiento de un familiar en sus últimos momentos.

En cuanto a los errores que se pudieron cometer en la gestión de ambos centros, Estaban señaló que “siempre hemos tratado de seguir los protocolos que se han ido marcando de aislamiento y vigilancia activa” y que “no es el momento de buscar culpables, sino de trabajar todos juntos para mejorar la situación”. Pese a ello, desde la formación popular no descartan una comisión de investigación para esclarecer lo sucedido y “no vamos a dejar pasar si ha habido algún error”.

Facilidades para celebrar Plenos municipales telemáticos

Además, el Servicio de Asesoramiento de la Diputación ha puesto a disposición de los Ayuntamientos de la provincia una plataforma, además de medios y asistencia técnica, para poder celebrar los plenos municipales de forma telemática cuando esto se considere necesario. Los plenos telemáticos deberán ceñirse a unos requisitos y condiciones técnicas obligatorias, pero permitirán a los Ayuntamientos continuar con la actividad municipal más necesaria al permitir que se aprueben asuntos imprescindibles para la vida municipal y que no se puedan demorar hasta el momento en que las sesiones plenarias puedan ser presenciales.

La modificación de la Ley de Bases de Régimen Local que se ha producido durante el Estado de Alarma permite que los órganos de gobierno colegiados puedan celebrar sesiones a distancia por medios electrónicos y telemáticos cuando se viven situaciones excepcionales o de riesgo colectivo.

Pero además de que la situación actual es excepcional, la posibilidad de celebrar estos plenos telemáticos requiere reunir una serie de requisitos técnicos que garanticen el acceso de todos los participantes en tiempo real durante la sesión, el carácter público o secreto de la misma, la seguridad tecnológica, la participación de los concejales, y asimismo la validez del debate y el sentido del voto.

A estos efectos, el Servicio de Asesoramiento de la Diputación ha remitido a todos los alcaldes unas instrucciones técnicas y un protocolo de actuación, junto al formulario de prestación de asistencia que deben cumplimentar para poder celebrar un pleno telemático con el apoyo de la Diputación.