Coronavirus

Unos 600 profesores más para reforzar la seguridad frente al Covid

La consejera de Educación, Rocío Lucas, presenta el protocolo previsto para el inicio del curso escolar que apuesta por alumnos en las aulas y mascarilla a partir de seis años

La consejera de Educación, Rocío lucas, presenta el protocolo de seguridad ante el próximo curso escolar
La consejera de Educación, Rocío lucas, presenta el protocolo de seguridad ante el próximo curso escolarRubén cachoIcal

Si todo marcha como hasta ahora y no hay contratiempos en forma de rebrotes o transmisión comunitaria de la Covid-19, el próximo 9 de septiembre comenzará el curso escolar dentro de lo más parecido a la normalidad. Es decir, con alumnos en las aulas, pero también con más medidas de seguridad.

Como por ejemplo, el transporte escolar se desinfectará, limpiará y ventilará cada día, habrá itinerarios específicos de entrada y salida e incluso espacios de recreo y lugares de aseo de uso exclusivo. Asimismo, se establece que los niños de hasta seis años, o lo que es lo mismo, los que están en la Educación Infantil y en primer curso de Primaria, se dividirán en grupos estables de entre 22 y 25 alumnos y no hará falta que guarden la distancia de metro y medio de seguridad.

Tampoco tendrán que utilizar mascarilla aunque no podrán interactuar con el resto de alumnos y, en la medida de lo posible, no compartirán espacios comunes con otros estudiantes del centro. Y habrá más profesores pendientes de que se cumplen las medidas de prevención y distancia social principalmente.

De hecho, según anunciaba ayer la consejera de Educación, Rocío Lucas, tras presentar las líneas maestras del protocolo de seguridad previsto, se van a contratar entre 550 y 600 docentes de la bolsa de interinos de la Junta para reforzar y vigilar que se cumplen las medidas de protección frente al virus en los colegios públicos.

La consejera de Educación, Rocío Lucas, presenta el protocolo de seguridad ante el próximo curso escolar FOTO: Rubén Cacho Ical

Apoyo a la concertada

Además, el protocolo da oxígeno también a la escuela concertada, ya que según explicaba la consejera de Educación, el Gobierno autonómico se hará cargo de las contrataciones de profesores en los colegios concertados que así lo requieran, así como de los gastos de limpieza y material de protección al que tengan que hacer frente estos centros educativos.

Por el contrario, a partir de segundo de Primaria y hasta Bachillerato y FP tendrán que usar mascarilla en clase y observarán el metro y medio de distancia mínima siempre que no se puedan establecerse grupos estables de convivencia. Así, dependerá de la disponibilidad de los centros educativos, lo que obligará a estos a establecer sus propios planes y protocolos de organización y seguridad, además de otro de digitalización que recoja los medios disponibles, tanto didácticos, como de formación del profesorado. En este sentido, Lucas recordaba el buen resultado detectado en el uso de las nuevas tecnologías durante el último trimestre del pasado curso. Si bien, por si acaso anunciaba la compra de 10.000 ordenadores por parte de la administración educativa para que nadie se quede atrás.

Asimismo, los colegios e institutos deberán elaborar un plan de contingencia o recuperación para aquellos alumnos con más dificultades, por si se suspendieran las clases presenciales y los alumnos tuvieran que confinarse de nuevo en casa.