El presidente de la Diputación de Segovia reconoce “haber cometido un error” y anula la gratificación a 41 funcionarios por su trabajo durante la pandemia

Miguel Ángel de Vicente alaba la labor de los trabajadores de los centros residenciales “para los que tengo un agradecimiento eterno por su implicación y responsabilidad diaria”

El presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, compare ante los medios de comunicación para dar explicaciones
El presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, compare ante los medios de comunicación para dar explicacionesDiputación de Segovia

En mi pueblo dicen que rectificar es de sabios. Y si lo hace un político, poco común en estos tiempos que corren, aún tiene más mérito por lo poco que nos tienen acostumbrados. Es el caso del presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, que reconoció “haber cometido un error”, ha rectificado y ha decidido anular las gratificaciones a 41 funcionarios por “el especial rendimiento, actividad extraordinaria, interés, iniciativa, esfuerzo, dedicación, disponibilidad y logro de objetivos alcanzados durante la situación sanitaria excepcional derivada del Covid-19”.

Durante su comparecencia ante los medios de comunicación para asumir la equivocación señaló que “en la buena intención de valorar el trabajo realizado por los diferentes profesionales que están incluidos en esa lista y que, han demostrado un gran compromiso con la institución más allá de su horario laboral y las responsabilidades de sus respectivos puestos, no queriendo pasar las horas extras que estaban realizando, no consideré el malestar que podía traer en el personal de los centros que, para mí, han sido los verdaderos héroes de esta pandemia y así lo he reconocido públicamente y en numerosas ocasiones desde el principio”.

La manera de proceder con los funcionarios que están en esa lista “ha sido del todo objetiva ya que decidimos tomar la iniciativa para valorar económicamente su dedicación, ya que ninguno de ellos quiso solicitar compensación alguna”. Llegados a este punto, “instaremos a cada uno de ellos a solicitarlo ahora, si así lo consideran oportuno, como así lo ha hecho el personal de atención directa de los diferentes centros residenciales”.

En cuanto a las decisiones tomadas respecto al personal de los centros, el presidente de la institución provincial aclaró que, “desde el inicio se ha tenido una comunicación fluida con los representantes sindicales y ha sido con ellos con quienes hemos consensuado todas las decisiones en relación a las gratificaciones a trabajadores en los centros residenciales”. En este sentido, Miguel Ángel de Vicente explicó que “prefirieron cobrar las horas extras y disfrutar de días de libre disposición porque la carga de trabajo y la presión había sido muy grande y necesitaban descanso”.

Asimismo, reiteró que “aunque tengo el pleno convencimiento de que todas las personas que engrosan esa lista merecen una compensación por el trabajo que han realizado, tengo claro que hay muchas más que merecen estar ahí, ya que todo el personal de la Diputación se ha volcado para sacar el trabajo adelante, cada uno en su parcela”.

El presidente quiso dejar claro que “éste era un primer paso, ya que lo que estaba previsto era conceder gratificaciones a todo el personal de los centros de de la Diputación de manera proporcional a la masa salarial, estaba preparado, pero finalmente no se va a ejecutar”. De esta manera, la institución provincial segoviana inició el procedimiento para “proponer a la Junta de Gobierno un acuerdo de anulación del anterior para dejar sin efecto la parte dispositiva de éste”.

Además, el presidente aseguró que “no hay dinero suficiente para pagar el agradecimiento eterno que yo tengo para la labor que se ha realizado en las residencias cada día, estando en primera línea de actuación, en contacto directo con el virus y manteniendo una actitud de profesionalidad máxima a pesar de las circunstancias tan adversas que han tenido que soportar a diario”. Por eso, De Vicente indicó que “no me cuesta pedir perdón a cada uno de ellos si se han sentido menospreciados por este acuerdo”.

Además, no hay que olvidar que la Diputación ya llegó a acuerdos con los representantes sindicales para compensar a todo el personal de la institución con días de libre disposición por el trabajo realizado durante la pandemia; tres a aquellos que realizaron teletrabajo, cinco a los que desempeñaron sus funciones de manera presencial y seis a todos los profesionales de los centros residenciales.

Por último, Miguel Ángel de Vicente expresó su tristeza por los comentarios que se han vertido en estos días ya que “no es justo que una decisión que hemos tomado desde el respeto máximo al trabajo de todos los funcionarios de esta casa se utilice como arma arrojadiza hacia un Equipo de Gobierno que ha valorado desde el primer minuto la labor de todos los trabajadores, no solo con palabras, sino con hechos, pues ahí están todos los acuerdos adoptados en las Juntas de Gobierno y ratificados en Pleno en los que se reconocen complementos”. En todo caso, finalizó dando las “gracias a los unos y a los otros por vuestro trabajo”.