Ángeles Armisén: «Los pueblos siempre son una oportunidad»

La presidenta de la Diputación de Palencia destaca la reinvención de los palentinos en pandemia y apela a la unidad y colaboración ante un 2021 que ve complicado

La presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén
La presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles ArmisénBrágimoIcal

«Si algo nos ha enseñado esta pandemia es que no somos invulnerables y que hay valores y modelos de vida que deberían repensarse».

Así lo cree y así lo cuenta a LA RAZÓN la presidenta de la Diputación de Palencia, María Ángeles Armisén, al poco de cumplir un año de legislatura y cinco al frente de esta institución provincial, a quien no le duele en prendas reconocer que este año ha pasado los peores meses de su ya amplia y dilatada vida política debido a la crisis de la Covid-19.

«Hemos vivido todo este tiempo muy ocupados pero, sobre todo, preocupados por lo que pasaba, ya que hablamos de personas y vidas humanas, de familias destruidas que no han podido hacer duelo ni despedir a los suyos como hubieran querido y de una tensión brutal entre los profesionales que han estado en contacto directo con el virus que nunca la hubieran imaginado», señala la presidenta, mientras recuerda las más de 1.550 actuaciones llevadas a cabo en 289 pequeños municipios, ya sea a la hora de desinfectar edificios públicos o residencias, calles y plazas, o para prestar servicios básicos e incluso acercar medicamentos y alimentos a las personas con dificultades de movilidad.

Si bien, Armisén tiene claro que España saldrá de esta más pronto que tarde y reforzados «porque somos un país con recursos para afrontar estas circunstancias» y especialmente los palentinos, de quienes destaca su solidaridad y espíritu innovador porque han tenido que reinventarse para dar respuesta a las necesidades que había. Además, pone en valor la calidad de vida en los pueblos, también para moverse y trabajar, y aunque admite que esta pandemia puede favorecer que mucha gente apueste por el medio rural y ayude a repoblarlo, tiene claro también que «los pueblos han sido, son y serán siempre una oportunidad».

«Otra cosa es que el modelo actual no esté consiguiendo que la sociedad lo vea así, y eso es porque no estamos siendo capaces de transmitir la vida en el medio rural sin tópicos ni de trasladar a los jóvenes el privilegio de quedarse a vivir en un pueblo. En otros países se considera un valor y un reconocimiento social», apunta la también presidenta de la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP).

Armisén asegura también que mejorar las carreteras, el transporte público y que haya servicios en el medio rural es básico para que la gente pueda elegir el sitio en el que quiera vivir, pero apunta que lo primero y principal que han de tener los pueblos para que las personas y las empresas, que según dice es lo mismo, se instalen en el medio rural, es conexión a internet. «Durante siglos, el ser humano ha invertido en comunicar territorios e internet es la carretera actual y la imprescindible oportunidad del medio rural», afirma la presidenta de la Diputación palentina, para quien los pueblos «merecen que se lleva a cabo en ellos la mayor inversión pública» en el desarrollo de la Red de redes.

Armisén hace balance satisfactorio de este primer año de legislatura, sobre todo por las circunstancias derivadas de la pandemia, y pone en valor los 21 millones de euros que se destinarán este 2020 a ayudas sociales. Uno de cada tres euros del presupuesto de la institución, al que hay que sumar otro medio millón de euros más para la atención en las residencias y prestación de servicios frente a la Covid-19.

En materia económica, destaca los 16 millones de euros que se destinarán para dinamizar la economía y promover el empleo en los pueblos de la provincia. Pero pese a este esfuerzo, la también concejal del PP en el Ayuntamiento de Palencia augura un 2021 complicado y por ello ve necesario mantener y mejorarla inversión pública para garantizar la actividad y mantener el empleo en las empresas o ayudándolas a reiniciar su negocio además de potenciar la colaboración público-privada y escuchar a todos los sectores.

Cultura local para un verano atípico

Finalmente, y ante este verano atípico, la presidenta de la Diputación de Palencia anima a visitar la provincia por su Románico, el Canal de Castilla o su naturaleza y tranquilidad. También sus joyas renacentistas en Tierra de Campos que Armisén quiere convertir en un museo. Y, de la mano,de la campaña «Volver a ser Cultura», la Diputación apuesta por lo local para llenar de actividades culturales (80) y cine al aire libre (31) en casi un centenar de pueblos.