Medio millar de viviendas rurales rehabilitadas, objetivo de legislatura de la Junta

Así lo destaca el consejero Suárez-Quiñones tras suscribir un convenio de colaboración con cinco ayuntamientos de la provincia de Valladolid

El consejero Suárez-Quiñones suscribe el convenio con los cinco alcaldes, en un acto en el que también participó el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar
El consejero Suárez-Quiñones suscribe el convenio con los cinco alcaldes, en un acto en el que también participó el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado ÍscarIcal

La Junta de Castilla y León prevé cerrar la legislatura con medio millar de viviendas rurales rehabilitadas e incorporadas al parque público de alquiler. Así lo anunció el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, tras suscribir un convenio de colaboración, en esta materia, con cinco ayuntamientos de la provincia de Valladolid -Esguevillas de Esgueva, Matapozuelos, Tamariz de Campos, Traspinedo y Villalar de los Comuneros-, en un acto en el que también participó el presidente de la Diputación, Conrado Íscar.

En este sentido, recordó que el Programa “Rehabitare”, que supondrá una inversión de 24 millones,es un compromiso más del Gobierno regional con el medio rural, pero también tiene un componente social esencial, dado que los beneficiarios de las viviendas rehabilitadas son las personas “que menos tienen o que se encuentran en problemas”, ya que tienen preferencia, según la Ley del Derecho a la Vivienda de Castilla y León, las familias numerosas, dependientes, personas con discapacidad, mayores de 65 años, menores de 35 años, además de víctimas de violencia de género o familias en riesgo de exclusión social.

También resaltó el aspecto medioambiental, dado que muchas de las actuaciones tienen que ver con la eficiencia energética de los inmuebles. “Rehabitare se ha consolidado como un programa que pretende solucionar el acceso a la vivienda a personas con necesidades urgentes y fomentar la fijación de población y actividad económica en el medio rural”, afirmó.

A su vez, el consejero indicó que este plan continúa creciendo dado que a las diócesis de la Comunidad, se han sumado ahora todas las diputaciones provinciales, por lo que se pueden incluir todas las viviendas de titularidad municipal que se encuentran abandonadas.

En su intervención, en un acto celebrado en Viana de Cega, donde los asistentes pudieron visitar la antigua vivienda del maestro, rehabilitada gracias a este programa y que se pondrá en alquiler antes de fin de año, Suárez-Quiñones recalcó el compromiso de la Junta en materia de vivienda, dado que “Rehabitare” hay que sumar los más de 101 millones de euros que se invertirán dentro del Plan de Vivienda 2016-2021.

En total, los protocolos suscritos suponen una inversión de la Junta de más de 241.000 euros. En Esguevillas de Esgueva se actuará en la antigua botica, un edificio de dos plantas; en Matapozuelos se rehabilitará una antigua edificación que hasta ahora venía siendo utilizada como almacén municipal; en Tamariz de Campos se recuperará la casa de los maestros; en Traspinedo una antigua vivienda de dos plantas y en Villalar de los Comuneros un edificio de los años 60.

Además del alcalde de Viana de Cega, Alberto Collantes, que actuó como anfitrión, mientras que Conrado Íscar destacó el acierto del Ejecutivo autonómico, dado que la atención a la demanda de vivienda es una de las claves de la supervivencia de buena parte del medio rural.