La Junta no dudará en tomar medidas más drásticas para frenar la evolución al alza del coronavirus

Los 120 rastreadores del Ejército se suman a la búsqueda de casos en Castilla y León

La Junta de Castilla y León ha anunciado esta mañana, a través de la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que se tomarán medidas más drásticas, siempre dependiendo de los criterios epidemiológicos en las Comunidad. Como ejemplo, ha puesto a las ciudades de Valladolid y Salamanca, con una alta tasa de contagios y que cumplen su segunda semana con una serie de medidas restrictivas, que podrían llegar a otros lugares de la Comunidad en los próximos días.

Casado explicaba que la incidencia continúa al alza, “aunque de manera más lenta”, por lo que ha animado a la población a “cuarentenar” en el momento que se tengan síntomas relacionados con la covid-19.

La consejera matizaba que ha existido coordinación con los dos ayuntamientos “afectados”, ya que en el día de ayer, antes de que saliera la notificación de las medidas restrictivas para las capitales vallisoletana y salmantina, intentó ponerse en contacto con los dos alcaldes, Óscar Puente y Carlos Garcia Carbayo, no recibiendo respuesta inmediata, pero minutos después sólo el segundo devolvía la llamada. En este sentido, ha declarado que la incidencias en ambas capitales siguen siendo elevadas y continúan subiendo, pero se mostraba confiada en que se produzca una reducción en los próximos días. Si no es así, podrían prorrogarse, aunque, de momento, ha descartado que se pueda volver a un nuevo confinamiento o a un “Estado de Alarma”.

“Nuestra intención con las medidas es que la gente sea consciente de la importancia de restringir el contacto social”, ha explicado el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea. “Hay que concienciar a la gente de la gravedad del problema. Nuestra única arma es evitar el contacto”, ha afirmado.

Casado ha explicado también que el alza de número de casos se debe, en mayor medida, a la realización de más PCR, pero que ello está conllevando que la letalidad sea menor, pasando del 9 al 5,3 por ciento.

Además, ha anunciado que otros 120 rastreadores del Ejército, con base en Valladolid y Salamanca, se acaban de incorporar al sistema de la Comunidad con el objeto de buscar nuevos casos. Trabajarán de manera telemática.

También ha salido a colación la tensión a la que se esta exponiendo nuevamente el servicio asistencial sanitario, y en este sentido, el portavoz y vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha hecho un llamamiento para no colapsar el sistema, por que “no se pueden someter a presión”. En la actualidad, un médico está atendiendo alrededor de 60 llamadas diarias.

Además, el portavoz anunciaba que, hasta la fecha, las nueve delegaciones territoriales de la Junta han llevado a cabo 4.000 expedientes sancionadores por el incumplimiento de las medidas adoptadas para hacer frente a la pandemia de la Covid-19.