La UME completa 157 acciones de apoyo a brotes en Salamanca y Valladolid

Además, la Junta declara un nuevo caso en el Hospital de Medina del Campo (Valladolid) con doce afectados

El Batallón de Intervención en Emergencias V (BIEM V) de la Unidad Militar de Emergencias (UME) completa 157 casos asignados desde la Consejería de Sanidad, en apoyo a brotes localizados en las áreas de salud de Salamanca, Valladolid-Este y Valladolid-Oeste en su tarea de vigilancia epidemiológica de la Covid-19.

Los protocolos establecidos para la actuación e intercambio de información están funcionando según lo previsto, favoreciendo la identificación de los contactos de casos positivos asignados, informa la UME. La Sección de Vigilancia Epidemiológica (SVe) del BIEM V que está prestando el apoyo desde la Base Militar “Conde de Gazola” en León, trabaja durante los turnos establecidos e integrados con los de la comunidad autónoma.

Por otra parte, la Junta de Castilla y León declaró un brote de COVID-19 vinculado al ámbito sanitario que afecta al Hospital de Medina del Campo y registra, hasta el momento, 12 personas positivas, con cuatro pacientes y ocho trabajadores.

Según se informa desde la Consejería de Sanidad, tras el resultado positivo de uno de los pacientes, se ha puesto en marcha el correspondiente seguimiento y se han realizado pruebas PCR a todos los ingresados en la misma planta, así como a los profesionales que han estado en contacto con ellos. En la actualidad son 15 los brotes de COVID-19 declarados en la provincia de Valladolid, con 106 personas afectadas.

Un total de 189 brotes activos

Y es que los brotes siguen creciendo en Castilla y León. En total son 189 en la actualidad 20 más que este viernes, con 1.597 personas contagiadas vinculadas a los mismos, es decir, 107 más. Burgos aparece como la provincia más afectada, con 59 brotes activos, a los cuales están vinculados 366 contagios, seguida por Ávila con 25 y 270 casos relacionados; Zamora, con 22 brotes y 239 afectados, y Segovia, con 21 focos y 154 afectados. Asimismo, en Salamanca se registran 20 brotes activos con 289 casos relacionados; en Palencia, 17, con 90; en Valladolid, quince con 106; en Soria, ocho con 77, y en León dos, con seis casos relacionados.

El 28% de las camas UCI

Por último, los pacientes de la COVID en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales públicos de Castilla y León copan ya el 28 por ciento de las camas ocupadas en estos servicios, con 48 pacientes ingresados por esta patología de los 167 que se encuentran hospitalizados en las UCI en estos momentos, según la última información facilitada por la Junta. A ello se une que en la última semana la cifra ha ido creciendo y, pese a las altas diarias, estos pacientes han pasado de sumar 39 el 4 de septiembre a los 48 de ayer (último dato disponible).

De forma paralela, también se han incrementado los ingresados en planta por los efectos del virus en 92 pacientes, que alcanzan ya los 345, frente a los 253 del 4 de septiembre. De estos datos se desprende, que el 12 por ciento de los hospitalizados por coronavirus son pacientes con complicaciones graves en UCI.

A ello se une que el número de fallecidos en hospitales en siete días, entre el 7 de septiembre y hoy, ha sumado 28 casos nuevos, cuatro en las últimas 24 horas, lo que eleva a 2.167 muertes el censo registrado en los hospitales.

De los 48 ingresados en las UCIS, 17 se corresponden con la provincia de Valladolid (ocho en el Clínico y nueve en el Río Hortega); nueve más con Burgos; seis, con Salamanca, mientras que Soria son tres. Ávila, León, Palencia y Segovia cuentan, en cada caso, con dos pacientes en UCI por COVID-19.

Respecto a los 345 pacientes en planta, la cifra más elevada se corresponde con los 97 de Valladolid (entre los tres hospitales) y los 68 de Salamanca. En Burgos hay 53, también entre los tres hospitales; que en el caso de Ávila son 33; en León, 25 (entre la capital y El Bierzo); en Palencia, 19;en Soria, 16; en Segovia, 15 y en Zamora, 19.

Pese a que la situación dista mucho de la vivida en los meses de marzo y abril, el grado de ocupación de camas UCI en los hospitales de la Comunidad, por esta y por otras patologías, alcanza el 56 por ciento, con 167 de las 296 disponibles ocupadas. Son pocos los centros que rondan el 60 por ciento, pero llama la atención la situación de los hospitales de Ávila, donde el grado de ocupación UCI el del 75 por ciento, con seis de las ocho camas ocupadas; el de Burgos, con un 71 por ciento, y 25 de 35 camas con pacientes, y del Hospital Universitario Río Hortega, con un 79 por ciento, al tener 26 de sus 33 camas UCI con pacientes.