Cambios legales y campañas de promoción para dar oxígeno a la hostelería y el turismo

El consejero Javier Ortega anuncia también en las Cortes un paquete de medidas para conseguir reactivar la demanda turística

La hostelería y el turismo son dos de los sectores más castigados en España, en general, y en Castilla y León, en particular, por esta pandemia del coronavirus que parece no tener fin, ya que los datos de este mes de septiembre no son nada esperanzadores y amenazan con medidas cada vez más restrictivas y en más puntos de la geografía española.

Ante esta tesitura, el Gobierno autonómico ya está preparando una nueva batería de medidas, tanto legales como de promoción, para dar aire a estos gremios que necesitan de muchas bombonas de oxígeno para poder seguir respirando en los próximos meses. Y es que la llegada del frío, unido a las restricciones y al miedo de la gente, les hace temer lo peor en no mucho tiempo.

Así, el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, aprovechaba una de sus intervenciones en la sesión de control a la Junta en el parlamento autonómico para anunciar un plan integral de choque con importantes acciones de apoyo para el sector turístico y hostelero para que puedan hacer frente al impacto de la Covid. Entre ellas, se incluyen cambios legales en la Ley Regional de Espectáculos y Actividades Recreativas con el objetivo de hacer compatibles actividades diferentes además de ayudas a la liquidez de las empresas que, gestionadas por la Consejería de Economía y Hacienda mediante varias líneas, supondrá un desembolso de 4,5 millones de euros al año, con una movilización total de recursos de 138 millones, según avanzaba el consejero.

Asimismo, desvelaba que se bonificarán las cuotas de la Seguridad Social por contingencias comunes de trabajadores afectados por Expedientes de Regulación de Empleo Temporales (ERTE) más de 120 días, y que se subvencionará la adquisición de equipos de protección a empresas hasta un máximo de 2.500 euros en una convocatoria de 2 millones de euros.

El plan incluye igualmente medidas de reactivación de la demanda turística, que contarán con dos millones de euros, para actuar en la captación del turista nacional, algo que el consejero ve “imprescindible” y por ello apuesta por crear productos turísticos atractivos en colaboración con la empresa privada,.

Finalmente, adelantaba que se va a llevar a cabo una campaña de promoción del turismo urbano, con 700.000 euros de presupuesto, que pretende revitalizar la oferta de alojamientos hoteleros y la restauración como nexo de unión a los recursos turísticos de la Comunidad.