El PP recurre el decreto sobre movilidad del Ayuntamiento de Valladolid

“Es todo un despropósito”, asegura la presidenta del Grupo Municipal de la formación, Pilar del Olmo

Pilar del Olmo durante su comparecencia ante los medios
Pilar del Olmo durante su comparecencia ante los medios

El Grupo Municipal Popular, Pilar del Olmo ha recurrido el Decreto 5842 del Ayuntamiento de Valladolid en materia de movilidad por el que se aprueba implantar carriles bicis y carriles bus-taxi por ser contrario a derecho y al vulnerar el ordenamiento jurídico.

“Dijimos que íbamos a hacer todo lo que estuviera en nuestra mano para revertir estos cambios y frenar estos despropósitos: hemos presentado tres mociones sobre movilidad que han sido votadas en contra por PSOE y Valladolid Toma la Palabra y pedimos un pleno extraordinario monográfico sobre este asunto en el que también rechazaron todas las propuestas”.

Tras estas acciones, Del Olmo ha explicado que “no nos ha quedado más remedio que acudir a la vía administrativa para intentar que se reviertan estos cambios y favorecer a los vecinos”. Según la presidenta del Grupo Popular, los cambios han supuesto un coste y no existe memoria económica; vulnera la ley de tráfico y el procedimiento legalmente establecido por la Ley reguladora de bases de régimen local y reglamento de de Participación Ciudadana del consistorio local.

Del Olmo ha incidido en que los cambios realizados en materia de movilidad en la ciudad durante los últimos meses lo que van a conseguir es que el centro se quede aislado. “La mayoría de los sectores afectados están en contra de estos cambios y todos los días en las redes vemos cómo los vecinos cuelgan vídeos y foto de atascos en cualquier punto de la ciudad”, afirmaba.

Por su parte, el concejal Francisco Blanco ha explicado que “este decreto, a parte de estar causando un caos circulatorio, es contrario al derecho y vulnera el Ordenamiento jurídico. El Ayuntamiento se ha gastado mucho dinero para establecer estos carriles, señalización horizontal y vertical, en asfalto, bazilamientos, plataformas de acceso a autobuses. Además, desviar el carril bici de Isabel la Católica por el espacio libre público costará 100.000 euros”, ha señalado.

El Grupo Municipal Popular ha anunciado que, si no consiguen su objetivo por este medio, recurrirán a la vía judicial a través del Contencioso Administrativo.