Multa de 126.000 euros para el organizador de una fiesta en Zamora y 3.001 euros por asistente

La celebración reunió a más de un centenar de jóvenes procedentes de distintos puntos de España

La delegada territorial de la Junta en Zamora, Clara San Damián
La delegada territorial de la Junta en Zamora, Clara San DamiánJcyl

La Junta de Castilla y León tramitó casi un centenar de multas que suman casi 400.000 euros, entre ellas una de 126.000 euros para el organizador de una fiesta ilegal celebrada el pasado agosto en un pequeño pueblo de la comarca zamorana de Sanabria, con otros 3.001 euros para cada uno de los 91 asistentes.

La celebración, convocada por redes sociales y celebrada en Vime de Sanabria, una localidad de 61 habitantes, congregó a más de un centenar de jóvenes procedentes de distintos puntos de España que se dieron cita en un terreno de las afueras del pueblo sin cumplir las medidas preventivas frente a la Covid-19.

La delegada territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, Clara San Damián, anunció que por su participación en esa fiesta se ha impuesto una sanción de 126.000 euros a quien está considerado el organizador y 91 de 3.001 euros a cada una a los asistentes.

La fiesta, que fue desalojada por orden judicial el domingo día 9 de agosto por la tarde tras dos días de celebración, hizo que la Guardia Civil tramitara 162 sanciones contra 118 personas. Además de las relativas a la prohibición de organizar eventos masivos que han sido tramitadas por el Gobierno regional castellanoleonés también se impusieron sanciones por tenencia de estupefacientes, acampada no autorizada o exceso de ruido, entre otras.

Clara San Damián explicó este miércoles tras la reunión del Cecopi (Centro de Coordinación Operativa Integrado) frente a la covid-19 que se han incoado la totalidad de las sanciones que han recibido por la participación en la fiesta.

Asimismo, indicó que las multas las ha tramitado la Dirección General de Protección Civil de Castilla y León y con ellas la ciudadanía debe saber que hay que cumplir las normas y puede comprobar que quien no lo hace tiene su sanción. “Las bromas de algunos no las podemos pagar todos”, ha declarado la delegada territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, que ha recordado que al no respetarse las medidas de prevención contra el coronavirus “nos la estamos jugando todos”.

La fiesta se inició el día 7 de agosto por la tarde y, tras tener conocimiento de ella, la Guardia Civil estableció desde el primer día un dispositivo de control y se coordinó con la Junta de Castilla y León para solicitar el desalojo dos días después, cuando permanecían aún una treintena de personas en el evento.

“Hay que quedarse en casa”

Por otra parte, Clara San Damián hizo hoy un llamamiento a la población de la provincia a “quedarse en casa el máximo tiempo posible, respetar el toque de queda establecido por la Junta al amparo del estado de alarma decretado por el Gobierno de España y cumplir las medidas de seguridad”, ante la creciente incidencia de los contagios por coronavirus, que se extiende con rapidez en un mapa zamorano marcado por el color rojo.

“La foto de la pandemia está en color de peligro absoluto. El instrumento objetivamente más útil es la responsabilidad individual”, subrayó.

San Damián señaló que los técnicos “nos muestran la realidad” sobre la situación de la pandemia en la provincia y, por tanto, la “necesidad de hacer un llamamiento de los cuatro representantes institucionales a todos los zamoranos para evitar la saturación del Complejo Asistencial, que se encuentra en el límite”, en alusión al alcalde de Zamora, Francisco Guarido; el presidente de la Diputación de Zamora, Francisco José Requejo, y al subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, que también intervinieron en el Cecopi, entre otros responsables públicos.