Autorizan el pago de 1,6 millones para ayudas al sector apicultor de Castilla y León

Servirán para mejorar la producción y comercialización de la miel en la Comunidad

Un apicultor en la localidad burgalesa de Celadilla SotobrínRicardo Ordóñez/Ical

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, que dirige Jesús Julio Carnero, ha autorizado el pago de 1.579.241 euros en concepto de ayudas destinadas a la mejora de la producción y comercialización de la miel. Este importe representa el 96 por ciento del presupuesto inicial y beneficiará a 299 apicultores de Castilla y León.

El consejero Jesús Julio Carnero, ha recalcado, en declaraciones recogidas por LA RAZÓN, que estamos «ante un sector estratégico» en la Comunidad, donde se dan cita cerca de 450.000 colmenas, que representan el 15 por ciento de las existentes a nivel nacional».

Carnero ha manifestado el papel que desempeñan las abejas tanto para el medio natural, como para el equilibrio ecológico como el mantenimiento de la diversidad a través de la polinización.

Además, ha indicado que «genera 40 millones de euros al año» con una actividad económica al alza y que la prioridad es incorporar al sector a jóvenes y mujeres «imprescindible para fijar población en el medio rural».

El reparto de los fondos se ha fijado en Conferencia Sectorial de acuerdo al criterio del número de colmenas que hay en cada Comunidad Autónoma y a que esta tenga un programa oficial de vigilancia de agresiones y enfermedades de las colmenas, principalmente varroosis, criterio que se cumple en Castilla y León por lo que a la Comunidad le ha correspondido un 15 por ciento del presupuesto nacional.

Los destinatarios de estas ayudas son apicultores profesionales, es decir apicultores titulares de, al menos, 150 colmenas, así como cooperativas apícolas y organizaciones representativas con personalidad jurídica propia. Además, se ha dado prioridad a los jóvenes y a las mujeres, con el objetivo de fomentar la incorporación al campo y fijar población en el medio rural.

Estas medidas contribuyen al crecimiento y consolidación del sector apícola en Castilla y León, apuestan por su profesionalización y se articulan para afianzar la calidad y valorización del producto, en definitiva, se persigue consolidar al sector incrementando su competitividad y rentabilidad en los mercados.

Con estas ayudas los apicultores de la Comunidad pueden beneficiarse de seis líneas de subvenciones destinadas a:

  • recibir información y asistencia técnica
  • luchar contra los agresores y enfermedades de la colmena, como la varroosis
  • racionalizar la trashumancia
  • medidas de apoyo para el análisis de la miel
  • la repoblación de la cabaña apícola
  • mejorar la calidad de los productos apícolas con el objetivo de posicionarlos en el mercado a través de la diferenciación.

En la actualidad, en Castilla y León hay más de 5.500 apicultores que agrupan casi 450.000 colmenas lo que representa el 15 por ciento de las colmenas nacionales. En la Comunidad hay casi 4.000 explotaciones que generan unos 40 millones de euros al año.

El sector apícola es un sector estratégico, además de por su volumen, por el papel que desempeñan las abejas melíferas en el medio natural, en el equilibrio ecológico y en el mantenimiento de la biodiversidad debido a la polinización que realizan en los cultivos y en la vegetación natural.