Castilla y León planta cara a la demonización del azúcar

Más de una veintena de entidades, entre organizaciones agrarias, empresas azucareras o la industria de las bebidas refrescantes firman un Manifiesto que pide al Gobierno que retire la subida del IVA y la campaña contra este alimento

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, interviene de forma telemática durante la firma del ManifiestoJcylLa Razón

Castilla y León hace piña en defensa del medio rural y de la actividad agraria, en general, y del azúcar y del sector remolachero, en particular. Un total de 23 entidades, entre la Junta, ayuntamientos con fábrica remolachera como Miranda de Ebro, Olmedo, La Bañeza y Toro, organizaciones profesionales agrarias, cooperativas e incluso la industria de bebidas refrescantes han firmado este viernes un Manifiesto a favor del consumo responsable y moderado del azúcar, y en contra de la intención del Gobierno de España de aumentar de un 10 al 21 por ciento el IVA de las bebidas azucaradas así como de la campaña de satanización hacia este alimento emprendida por el Ministerio de Consumo que lidera el comunista Alberto Garzón bajo el título “El azúcar mata”, en la que se compara este alimento con el tabaco.

“No se puede demonizar a un sector tan importante como el remolachero para Castilla y León, y que, además, es vital para la supervivencia de nuestro mundo rural”, destaca el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, quien reafirma su apuesta y la de la Junta por el consumo responsable del azúcar y por los hábitos saludables.

De hecho, anuncia que su departamento va a poner en marcha en breve una campaña informativa para concienciar a la sociedad de la importancia del azúcar como alimento necesario para vivir “y ponerse en marcha” cada día, pero alentando a un consumo moderado del mismo.

El Manifiesto, que se va a enviar a los tres Ministerios implicados, como son el agrícola y ganadero y el de Consumo y Hacienda, está abierto a la adhesión de más entidades o instituciones públicas que lo deseen, consta de cinco puntos:

  1. 1-Que el azúcar es un alimento tradicional y que se apuesta por su consumo responsable
  2. 2- Que se trata de un sector estratégico para Castilla y León. No en vano, la Comunidad cuenta con cuatro de las cinco fábricas molturadoras que hay en España (Miranda de Ebro, Olmedo, Toro y La Bañeza) en las que se moltura el 85 por ciento del total de la remolacha de este país, a estas habría que sumar la andaluza de Jerez de la Frontera.
  3. 3- Rechazo al aumento del 10 al 21 por ciento del IVA de las bebidas azucaradas en los próximos Presupuestos Generales del Estado y petición al Gobierno para que dé marcha atrás
  4. 4- Rechazo y petición al Gobierno de retirada de la campaña del Ministerio de Consumo “El azúcar mata”
  5. 5- No a la demonización de este sector y sí a las campañas en favor de los hábitos saludables y un consumo responsable del azúcar

Nuevo golpe a la España que se vacía

Los responsables de ACOR y Azucarera, Justino Medrano y Juan Luis Rivero, respectivamente, denuncien el “sinsentido” de la subida impositiva que prevé el Gobierno de Sánchez y defienden la importancia de la unidad existente en torno a la defensa del sector agrario y remolachero. “Que el sector de la alimentación esté alineado y haya unidad debe tener sus consecuencias positivas para el sector”, destaca Rivero, para quien “no hay alimentos buenos y malos, sino un consumo responsable”.

También alza la voz Paco Fernández, secretario general de la Sección Sindical de la UGT-FICA, quien llama también a la unidad de acción “porque no se puede permitir que nos machaquen de esta forma”. El dirigente advierte de que con estas dos medidas, la fiscal y la campaña, el Ejecutivo de coalición de PSOE y Podemos “pone nuevamente en jaque al sector agroalimentario, y al azucarero y remolachero”, además de “destruir” empleo y riqueza y “dar otro golpe a la España que se vacía”.

Preguntado por LA RAZÓN acerca de las declaraciones que hacía el subsecretario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Álvarez Ossorio, este jueves en el Congreso de los Diputados, reafirmando la necesidad de la subida del IVA a las bebidas azucaradas y asegurando que esta medida “apenas tendrá impacto en el sector”, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ponía el grito en el cielo y recordaba al representante del Gobierno que la subida de este impuesto, entre otras cosas, provocará la “desincentivación de los productos” además de un daño económico “brutal” para los productores de remolacha y la industria azucarera, para el canal Horeca, de bares y restaurantes, e incluso para los bolsillos de los ciudadanos.

“Desde Castilla y León rechazamos de plano esta improcedente, inoportuna y perjudicial subida impositiva y reafirmamos con rotundidad nuestra voluntad inequívoca de apoyar hasta el final al mundo rural y agrario, y en este caso al sector remolachero”, apunta Jesús Julio Carnero, mientras recuerda que de este gremio viven directamente más de 4.200 familias que plantan remolacha en más de 30.000 hectáreas en toda la Comunidad y da trabajo a más de seis mil personas de empleos indirectos pero relacionados con la remolacha.