Éxito de la primera edición de “El mejor Cheesemonger de España”

El concurso, de carácter nacional, ha sido promocionado por “Tierra de Sabor”

Imagen facilitada por Rueda Cheesemonger sobre el certamen al mejor prescriptor de España, con el patrocinio de "Tierra de Sabor" RUEDA CHEESEMONGER 08/11/2020Servicio Ilustrado (Automático) RUEDA CHEESEMONGER

“Tierra de Sabor” ha sido protagonista de la primera edición del concurso “El mejor cheesemonger de España”, con el que se busca promocionar un sector esencial para Castilla y León. El objetivo de la marca en este certamen es poner en valor a los profesionales de la venta de queso y contribuir a la difusión de la cultura del queso para que redunde en un mayor conocimiento y comercialización del queso de calidad de Castilla y León.

El I concurso se ha desarrollado desde el pasado 5 de octubre y ha sido organizado por Rueda Cheesemonger, empresa dedicada al afinado de quesos en Valladolid y que cuenta con un punto de venta en Rueda. Este proyecto, capitaneado por Fernando R. Aldudo, uno de los profesionales españoles del queso con mayor proyección internacional, ha contado con el patrocino de “Tierra de Sabor”, habiendo sido la IGP Queso Castellano uno de los grandes protagonistas del certamen.

En esta primera fase han accedido 71 concursantes de tiendas especializadas de queso de todo el país, 16 de los cuales eran de Castilla y León. Durante el evento, que quiere tener una periodicidad anual, se han ido desarrollando pruebas, hasta llegar a los seis finalistas, entre lo que se encontraba Alfredo Gordo, de Cuéllar. En la final, en la que ha resultado vencedor Juan Ramón Garijo de El Sueño del Quesero (Albacete), los aspirantes tuvieron que superar varias pruebas en las que se han medido sus conocimientos, su habilidad en el tratamiento del queso, así como la capacidad de maridarlos con productos Tierra de Sabor.

Este tipo de concursos se vienen celebrando en Estados Unidos y Francia con regularidad, pero es la primera vez que se celebra en España. Además, es el único que se ha celebrado íntegramente en modalidad online en Europa, debido a las limitaciones derivadas de la COVID-19. Aunque la vocación del concurso es, según Fernando R. Aldudo “meramente presencial y esperamos que, en próximas ediciones, se pueda celebrar en Castilla y León el certamen, con una gran fiesta alrededor del mundo del queso”.

Una vez superados los desafíos técnicos, ya que se ha llegado a mantener a 50 personas a la vez en una sesión de videoconferencia, el resultado ha sido todo un éxito, según Rodríguez Aldudo. Así lo demuestra que un concurso tan especializado haya alcanzado a unas 30.000 personas de toda España en apenas una semana.

El concurso se dirige a todos los vendedores de queso de España, desde vendedores a cliente final como propietarios o dependientes de tiendas especializadas, charcuterías, sección de charcutería de grandes cadenas; y a vendedores intermedios como propietarios o trabajadores de distribuidoras especializadas en queso o con sección especializada en este producto.

La falta de “cultura del queso” en España incide directamente en su bajo consumo: mientras en Europa se consumen 17 kilos de media al año por persona, en España es menos de la mitad con ocho kilos de media.

Sector en Castilla y León

La industria quesera de Castilla y León es la más importante de España, aunando calidad y una gran diversidad de pequeños productores: uno de cada cuatro quesos que se elaboran en el país procede de esta Comunidad Autónoma. En términos de empleo, el sector lácteo genera 4.000 puestos de trabajo en Castilla y León (entre ganaderos e industria láctea), con un impacto económico de 1.300 millones de euros anuales.

Castilla y León es la primera Comunidad productora de leche de oveja, con un volumen que alcanza las 300.000 toneladas por año acaparando un 58 por ciento de la producción total nacional. Siete de cada diez quesos de oveja que se producen en España están elaborados en esta Comunidad. En el caso de la leche de vaca, Castilla y León ocupa el segundo puesto con un volumen que alcanza las 900.000 toneladas por año, llegando a un 13 por ciento de la producción total.