La Policía descubre actividad en un gimnasio del centro de Valladolid

En su interior había nueve clientes con sus instructores que alegaron que estaban haciendo fisioterapia aunque no se libraron de la denuncia, cuya multa podría llegar hasta los 600.000 euros

La Policía descubre actividad en un gimnasio del centro de ValladolidServicio Ilustrado (Automático) POLICÍA NACIONAL DE VALLADOLID.

Agentes de la Policía Local de Valladolid han clausurado la actividad de un gimnasio ubicado en el centro de la ciudad que durante la tarde noche de ayer estaba abierto a sus clientes con actividades reducidas, lo que no está permitido por la normativa de restricciones aplicadas para frenar los contagios del coronavirus.

La voz de alerta la dio un vecino que detectó la actividad en el centro deportivo, por lo que avisó de la circunstancia y hizo que los agentes se personaran en el lugar en torno a las ocho de la tarde del martes, según informa Efe

Al llegar, comprobaron que dentro del gimnasio había hasta nueve clientes distribuidos en varios grupos con sus correspondientes instructores, y al ser informados de que esa actividad no podía llevarse a cabo por estar prohibida por la nueva normativa anticovid aludieron a que se trataba de sesiones de “fisioterapia”.

Sin embargo, una vez levantada el acta de denuncia correspondiente, los responsables del gimnasio asumieron la clausura y salieron del local junto a los usuarios.

Esta denuncia ha sido tramitada ante la autoridad sanitaria competente, que es la Junta de Castilla y León, que ahora deberá analizar las circunstancias que se dan en este caso para determinar si sanciona y, en caso afirmativo, establecer la cuantía de la multa.

Según la normativa vigente oscila entre los 100 y los 3.000 euros si se tiene en cuenta el número de personas que había en el local, pero que pueden llegar a 600.000 euros, en función del número de personas en riesgo de contagio por la actividad desarrollada