Bienestar residencial, también para las personas con discapacidad intelectual

El CPDI “Los Juncos” de Segovia abre el camino con la primera Unidad de Convivencia dirigida para este colectivo que se extenderá por toda Castilla y León

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, y el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente inauguran la nueva Unidad de Convivencia "Ojalvilla" del CAPDI Los Juncos (antes denominado CAMP El Sotillo)
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, y el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente inauguran la nueva Unidad de Convivencia "Ojalvilla" del CAPDI Los Juncos (antes denominado CAMP El Sotillo)@Nacho ValverdeAgencia ICAL

El modelo residencial por el que apuesta el Gobierno regional centrado en las personas con el objetivo de que los usuarios de estos centros se sientan como si estuvieran viviendo en su casa aprovechando también las ventajas de las nuevas tecnologías y la domótica, se amplía también a las personas que cuentan con alguna discapacidad intelectual.

Y es que Segovia acoge la primera Unidad de Convivencia para estas personas de Castilla y León en el CAPDI «Los Juncos» que gestiona la Diputación de Segovia. Una unidad que se ha puesto en marcha tras una inversión de 180.000 euros, y que no será la última puesto que se irán incorporando más poco a poco.

Esta de Segovia cuenta con tres habitaciones adaptadas, dos de ellas con grúas para facilitar el manejo y movilidad a los profesionales, para personas con una discapacidad intelectual de entre el 44 y el 99 por ciento, además de un equipo de hasta ocho auxiliares de atención directa, entre los que hay educadores y psicólogos. La consejera de Familia, Isabel Blanco, inauguraba esta unidad de convivencia en compañía del presidente de la institución provincial segoviana, Miguel Ángel de Vicente, donde reafirmaba su apuesta por dar a los usuarios «todo lo que necesitan» y se comprometía a escuchar y aprender de ellos para poder protegerlos y ayudarles.

Además, Blanco se refería a la futura Ley de Atención Residencial así como a la de Apoyo al proyecto de Vida de las Personas con Discapacidad que se aprobarán esta legislatura, como dos nuevos hitos que mejorarán la calidad de vida en estos centros.

Para la consejera de Familia, “los servicios sociales de Castilla y León, si son tan grandes, si obtienen siempre las mejores calificaciones, es porque todos nos implicamos y participamos, el tercer sector, las administraciones locales y la Junta de Castilla y León, a través del acuerdo marco de colaboración”.

Ubicado en un antiguo almacén del centro, este espacio, en cuyo acondicionamiento la institución provincial ha invertido 200.000 euros, cuenta, además de con una grúa portátil y una zona común de 68 metros cuadrados con cocina y salida a una zona ajardinada a la que se accede desde el salón, desde el cual se da paso también a la zona de siete habitaciones dobles con baño propio

Tras destacar que Segovia sea la primera provincia de la Comunidad con una unidad de convivencial para personas con discapacidad intelectual, avanzaba que tres de estas habitaciones han sido adaptadas, debido a que los habitantes de Ojalvilla tienen capacidades diferentes y una serie de necesidades distintas de apoyo, que abarcan, desde cuestiones de movilidad y visión, hasta otras relacionadas con la asistencia conductual positiva.

De Vicente ha asegurado que se trata “convertir el ámbito residencial en su casa”, y ha pedido a la consejera que extrapole el modelo a Castilla y León porque, en su opinión, “es apostar porque la persona sea la protagonista de los servicios sociales teniéndole en un ámbito lo más doméstico posible”.

Por su parte la directora del centro, Angustias Sernández,, ponía en valor que, tras la reforma arquitectónica de esta parte del centro, los residentes pueden entrar y salir de la Unidad cuando así lo desean, gracias a la ubicación de ésta en la planta baja de la residencia, lo que ha supuesto una mejora en la accesibilidad y ha permitido garantizar la convivencia. Disponen de “un entorno terapéutico y seguro que facilita la interacción social con diferentes grupos, desde residentes y trabajadores, hasta sus familiares, amigos y allegados”, Angustias Sernández.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, María Isabel Blanco, y el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente inauguran la nueva Unidad de Convivencia "Ojalvilla" del CAPDI Los Juncos (antes denominado CAMP El Sotillo)
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, María Isabel Blanco, y el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente inauguran la nueva Unidad de Convivencia "Ojalvilla" del CAPDI Los Juncos (antes denominado CAMP El Sotillo)@Nacho ValverdeAgencia ICAL

Más autonomía, respeto y responsabilidad

Esta experiencia, que comenzó en abril, ha supuesto “cambios positivos en las personas”, y que, con la ayuda de las ocho auxiliares de atención a personas dependientes, la educadora y la psicóloga que trabajan en la Unidad. Según detallaba, se han observado en todos ellos “una mayor autonomía, una mayor conciencia de respeto y responsabilidad y una gran satisfacción por vivir como en su propia casa, cumpliendo sus sueños y desarrollando sus proyectos de vida con la ayuda personalizada de los profesionales exclusivamente en lo que necesitan”.

Además se apostaba por un cambio de nombre a Centro de Atención a Personas con Discapacidad Intelectual ‘Los Juncos’, por la capacidad de resistir los vientos de la vida, que arremeten con fuerza, pero vuelven a dejarnos en pie.

La consejera avanzaba que con un presupuesto de 870.000 euros, se van a continuar la adaptación y acondicionamiento de espacios, realizar mejoras de accesibilidad y de estructuración de estancias y adquirir un microbús accesible para el transporte colectivo de resident