Aprender a vivir de forma saludable desde la escuela

Castilla y León pone en marcha una red para reforzar la salud emocional y favorecer un uso responsable de la tecnología, fomentar el deporte y la alimentación sana y prevenir el consumo de drogas y alcohol

La consejera de Educación, Rocío Lucas, presenta el programa 'Hábitos saludables en la Escuela'
La consejera de Educación, Rocío Lucas, presenta el programa 'Hábitos saludables en la Escuela'Eduardo MargaretoAgencia ICAL

El próximo curso escolar se pondrá en marcha en Castilla y León el proyecto “Hábitos saludables en la Escuela”, en el que los colegios e institutos de la Comunidad que quieran participar promoverán estilos de vida sana entre los alumnos, reforzando aspectos como la salud emocional, favoreciendo un uso responsable de las nuevas tecnologías o previniendo del consumo de drogas y alcohol, además de fomentar una alimentación sana y la práctica de ejercicio físico.

La salud es lo que vertebra nuestro día a día y la pandemia ha sido un ejemplo de ese compromiso y ese aprendizaje diario para proteger nuestras vidas”, destacaba la consejera de Educación, Rocío Lucas, al presentar esta iniciativa que también hará hincapié en aspectos relacionados con la seguridad vial o la lucha contra el cambio climático.

Este programa se estructura en cuatro áreas: el currículo educativo, el entorno psicosocial del centro, la familia y la colaboración con los distintos recursos comunitarios que protegen y promueven el valor salud. Además, cuenta con seis líneas de intervención, como la referida a estilos de vida saludables, con iniciativas como el Programa de frutas, hortalizas y leche escolar -con la Consejería de Agricultura y Ganadería y Consejería de Sanidad- o el de Educación en Salud ‘En Marcha’ con la Asociación Española Contra el Cáncer.

Y en la línea de Prevención del consumo de sustancias adictivas tienen cabida programas como ‘Construyendo Salud’, ‘Discover’ o ‘Moneo’ cuyo fin es intentar evitar que los menores se acerquen al consumo del alcohol, tabaco y otras sustancias.

Los colegios e institutos de la Comunidad que deseen formar parte de la Red podrán hacerlo o bien participando en alguno de los programas ya existentes durante los últimos dos cursos escolares, donde tendrán que crear una herramienta de autoevaluación, o bien mediante un reconocimiento en estas temáticas como ‘Sello Vida Saludable’, ‘Centro Educativo Sostenible’, ‘Estrategia Naos’ o ‘Patios Escolares’.

En cada centro, se constituirá un Equipo de Promoción de Salud, formado por miembros del claustro además de personas o entidades externas y relacionadas con el entorno del centro correspondiente. Ellos deberán desarrollar un Plan de Actuación con programas de formación y autoevaluación entre otros factores.

Así, se tendrán en cuenta indicadores globales que ofrezcan información real de la consecución de objetivos en aspectos como reducción de la obesidad, aumento de la ingesta de frutas y verduras, reducción de conflictos, uso de los caminos escolares activos, aumento de la actividad física, mejora del concepto de igualdad, conversión de los espacios de cada centro hacia la sostenibilidad y el uso saludable de la tecnología.

Finalmente, una vez al año, tras constituirse la red, se convocarán los Premios ‘Centro Saludable’ como recurso para fomentar e impulsar acciones de promoción de la salud y hábitos saludables. Rocío Lucas destacó que incrementarán la partida de gasto de funcionamiento.