El hiperrealismo de Reche inunda de colorido la Galería Rafael de Valladolid

El universal artista expone sus últimos trabajos hasta el próximo 2 de abril

Enrique Reche en la galería "Rafael" de Valladolid
Enrique Reche en la galería "Rafael" de Valladolid FOTO: La Razón

Una de las exposiciones más esperadas llega a la histórica galería de arte “Rafael”, situada en la céntrica calle Miguel Íscar, 11, de la capital vallisoletana. El referente nacional e internacional del hiperrealismo, Enrique Reche, vuelve a su ciudad, para exponer algunos de sus últimos trabajos.

En declaraciones a LA RAZÓN el universal artista asegura que “es un orgullo” poder exponer en “Rafael”, una galería que siempre da un buen trato al arte realista y que destaca por “su seriedad” y “profesionalidad”.

Hasta el próximo 2 de abril, en horario de lunes a sábado de 12 a 13,30 horas y de lunes a viernes de 18 a 20,00 horas, la galería vallisoletana muestra un total de 29 obras inéditas de Reche, de óleos, acuarelas y un par de lienzos sobre papel, que son los trabajos de mayor formato.

El recorrido arranca con la serie “Floris”, varios cuadros en los que las flores, sobre un fondo blanco, son protagonistas, y con los que Reche “juega con las luces y los colores, algo que a la hora de hacer me divierte muchísimo”, asegura.

Pieza de la serie "Floris"
Pieza de la serie "Floris" FOTO: Enrique Reche

Después la zona central de “Rafael” la preside el cuadro de mayor dimensión, un árbol seco, que acompaña a la serie “Engarzados”, que como señala el artista, es “pequeño guiño a Chillida”, ya que se trata de una serie de elementos de madera, piedra, mármol, metales oxidados, que están engarzados con unas piezas de hierro. Al respecto, Reche resalta “los infinitos detalles” de estas pinturas, que “nunca acaban”. La serie la completan otras diez láminas, que no están colgadas, pero que el propio visitante puede contemplar.

Placas de hierro negro
Placas de hierro negro FOTO: Enrique Reche

En la zona amarilla se muestran varios cuadros de “membrillos”, que se tratan de acuarelas, “aunque no lo parezcan, como me dice la gente”, afirma Reche, ya que es tal la minuciosidad con la que trabaja el universal artista, que no da la sensación que haya utilizado esa técnica.

Ernrique Reche junto a uno de sus cuadros de la serie de membrillos
Ernrique Reche junto a uno de sus cuadros de la serie de membrillos FOTO: La Razón

Después se pueden contemplar otras flores, que son acuarelas en pequeño formato, que se completan con una ostra, que parece que está recién salida del mar.

La exposición se completa con los magníficos bodegones, óleo sobre papel, en el que los protagonistas son las ciruelas, el coco, el melón o una serie de vegetales de gran colorido, que llama mucho la atención de los visitantes.

Bodegón
Bodegón FOTO: Enrique Reche

El broche final lo pone la principal novedad de las últimas exposiciones realizadas por Enrique Reche, que es unas “granadas” en las que utiliza el lápiz y el grafito, y que intenta compararse a alguno de los trabajos típicos de Antonio López, y que “es la primera vez que he utilizado, y creo que el resultado final es magnífico, porque funciona como una acuarela, y a la hora de realizarlo ha sido fantástico”.

Enrique Reche espera que al público “le guste” la propuesta que realiza, aunque no sabe como puede responder el público, ya que “salimos de una crisis, como es la de la pandemia provocada por la Covid-19, y ahora un señor -en referencia al presidente de Rusia, Vladímir Putin-, nos mete en otra”.

Por su parte, Charo Pérez, de la galería “Rafael” señala que “es una maravilla” poder contar con las obras del artista vallisoletano y asegura que “llevaban intentando mucho tiempo que expusiera en nuestra casa, ya que Reche es muy admirado por todos nosotros”.