Puente espera que el nuevo Gobierno autonómico “ponga a las instituciones y sus ciudadanos por encima de siglas y sectarismos”

El alcalde de Valladolid considera que “no es justo culpar al PSOE” del acuerdo PP-Vox

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, atiende a los medios tras la concentración en la Plaza Mayor.
EUROPA PRESS
09/03/2022
El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, atiende a los medios tras la concentración en la Plaza Mayor. EUROPA PRESS 09/03/2022 FOTO: EUROPA PRESS EUROPA PRESS

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, afirmó que espera que el nuevo Gobierno autonómico que surja del pacto anunciado ayer por Partido Popular y Vox “ponga a las instituciones y sus ciudadanos por encima de las siglas y los sectarismos”.

En concreto, se refirió Puente a la posibilidad de que Vox encabece la Consejería de Industria, temiendo que la formación se dedique “a boicotear a partir de ahora proyectos industriales importantes por el hecho de que vengan a una ciudad que está gobernada por el PSOE”, en relación al proyecto de implantación de una fábrica de autobuses de la empresa Switch Mobility en la ciudad de Valladolid.

Y es que el alcalde de la ciudad se mostró “convencido” de que el “sectarismo” de Vox “puede llegar al último rincón y las últimas consecuencias”, motivo por el que se mostró preocupado porque “si ya la relación con la Junta formada por PP y Ciudadanos en muchas ocasiones no fue buena, fue tensa, no me quiero ni imaginar cómo va a ser una administración gobernada por el Partido Popular y Vox”.

Por ello, esperó que su partido, el PSOE, “sea consciente de la responsabilidad que tiene” ante los “tiempos duros que vienen para los débiles de esta tierra”, por lo que pidió a su formación “que asuma la responsabilidad que le toca, que es hacer una oposición firme y vigilante”, informa Ical.

Consideró así Puente que “hay que estar encima de muchas cosas” para ver “en qué se va a plasmar el acuerdo de gobierno del PP y Vox” en cuestiones como la inmigración para ver si “realmente se van a dedicar ahora a perseguir a los inmigrantes y expulsarlos”, o en relación a la publicidad institucional, al recordar que Vox “le ha dado mucha bola a eso, ha dicho que la van a reducir y hay que estar encima y vigilantes para ver si cumplen con sus compromisos”.

Violencia de género y no intrafamiliar

Pero principalmente se refirió el alcalde de Valladolid a la violencia de género, transformada en el acuerdo de gobierno entre PP y Vox en violencia intrafamiliar, por ser este un indicador del discurso. “No se trata de violencia intrafamiliar, como defiende Vox, porque la violencia de género trasciende el hecho de la familia y no son solo las mujeres que viven en un entorno familiar las agredidas o asesinadas, sino que hay mujeres que no tienen la más mínima relación familiar con sus agresores y, sin embargo, acaban en un ataúd”, explicó Puente.

“Hablar de violencia intrafamiliar es una ficción absurda de esos mundos en los que vive Vox y que nada tienen que ver con la realidad”, continuó esgrimiendo el alcalde de Valladolid, expresando con ello su preocupación al respecto del cambio en la nomenclatura y por la presencia de Vox en el Gobierno autonómico a este respecto ya que el concejal de la formación en el Ayuntamiento “es un adalid de la defensa de la negación de la violencia de género, ya que dice que no existe y que las mujeres no mueren más que los hombres ni son asesinadas por la razón simplemente de serlo”.

Puente reiteró su preocupación al ser “un retroceso en los consensos que esta sociedad se había dado”, puesto que, antes de la irrupción de Vox, “no había un conflicto en torno a esta cuestión” al estar tanto los partidos de derecha como de izquierda “de acuerdo en que este es un fenómeno que tiene una naturaleza específica y como tal hay que abordarlo”.

Responsabilidad del PSOE en el pacto

Por último, y en relación a la responsabilidad del PSOE en la formación del nuevo Gobierno autonómico de la que le acusa el PP, Puente consideró que “culpar al PSOE de este resultado no me parece ni ajustado a la realidad ni justo”, ya que “fue el señor Mañueco el que se levantó de la mesa a los 15 minutos” en su reunión con el líder socialista en la Comunidad, Luis Tudanca.

“El PSOE claro que podía haber hecho más, ser mucho más decidido en la propuesta, pero no se le puede culpar de la solución a la que ha llegado el PP”, explicó Puente durante su comparecencia ante los medios, en declaraciones recogidas por Ical, antes de la inauguración de la Sesión de Vinos Rosados del Concurso Mundial de Bruselas celebrada hoy en Valladolid, recordando que fue la formación popular la que “demostró claramente que no tenía ningún interés en negociar con el PSOE y tenía decidida la única alternativa que se ha planteado en serio, desde el principio, que es negociar con Vox”.