Sociedad

Esta es la ciudad "más infravalorada" de España, según "The Telegraph"

El diario británico la califica como la "Oxford española"

La Plaza Mayor de Salamanca es uno de los monumentos repartidos por toda España que no se apagarán pese al decreto de ahorro energético del Gobierno
Turistas en la Plaza Mayor de SalamancaJ.M.GARCIAAgencia EFE

Cada vez son más los británicos que vienen a España a disfrutar del sol, la playa, los monumentos y, como no, la gastronomía que es protagonista en España. Sin embargo, muchos de ellos también empiezan a darse cuenta de que algunos puntos turísticos se están volviendo impracticables con tanta aglomeración de visitantes. Por este motivo, el diario británico “The Telegraph” ha publicado una lista con las ciudades españoles más subestimadas por el público extranjero pero que tienen mucho que ofrecer.

El objetivo del diario es animar a salirse de las rutas establecidas para no acabar los lugares típicos y masificados de sol y playa, para descubrir rincones que también tienen "comida maravillosa y lugares Patrimonio Mundial de la Unesco”.

La lista la encabeza Salamanca, ciudad a la que califican como "el Oxford de España", de la que además de reconocer el patrimonio arquitectónico, plagado de palacios, conventos, torres y dos catedrales, resaltan que la diversión la ponen sus 32.000 estudiantes. "La celebración del Año Nuevo Universitario que se celebra a mediados de diciembre en la Plaza Mayor es una fiesta tumultuosa sin igual. Un elegante salón al aire libre que, seguramente, debería ser candidata a mejor Plaza Mayor de España", destacan.

Y es que la Plaza Mayor salmantina es uno de sus principales atractivos. Comenzó a construirse en 1729 a instancias del corregidor Rodrigo Caballero Llanes. El proyecto fue a cargo del arquitecto Alberto de Churriguera, al que siguió su sobrino Manuel de Lara Churriguera y fue finalizado por Andrés García de Quiñones en 1755.

Situada en el centro de la ciudad, forma un cuadrilátero irregular soportalado, de tres pisos en cada fachada, presidido por el Ayuntamiento. En el Pabellón Real destaca la efigie del rey Fernando III El Santo y los medallones de las enjutas de sus arcos representan a monarcas españoles. En el pabellón sur, o de San Martín en los medallones vemos a ilustres militares o conquistadores, mientras que en el pabellón de petrineros las figuras de los medallones son personajes de la cultura.

 

Hoy en día la Plaza Mayor es el centro de la vida social de la ciudad y el lugar de encuentros de sus habitantes, ya que en ella se encuentran numerosos bares y terrazas. Ya años antes era el punto de encuentro habitual de escritores y artistas.

Otros atractivos turísticos

- Universidad de Salamanca: La Universidad de Salamanca fue fundada por Alfonso IX en 1218 y es la más antigua de las que existen en la actualidad. El edificio histórico principal está en uno de los laterales del Patio de Escuelas. Su construcción comenzó en 1415. En este patio se encuentra también el Hospital del Estudio, que hoy en día es la sede del Rectorado y cuya fachada está coronada por una fantástica crestería renacentista. En el centro del Patio de Escuelas se puede ver una señorial estatua de Fray Luis de León, que fue uno de los más destacados profesores que ha tenido la Universidad.

Como curiosidad se debe mencionar la rana situada sobre una calavera.Según la tradición, si el estudiante no logra ver la rana no conseguirá aprobar. Ahora bien, en su origen la rana simbolizaba la lujuria que conduce a la muerte al estar situada sobre la calavera y servía para que los estudiantes no olvidaran que debían dedicar sus esfuerzos al estudio y no caer en la lujuria.

 

- Casa-Museo Unamundo: Este edificio fue inaugurado en 1953 con la finalidad de conservar el testimonio de la vida y obra de uno de los máximos exponentes de la Generación del 98, Miguel de Unamuno y Jugo.

El edificio donde se encuentra ubicada fue construido en el siglo XVIII, con la doble finalidad de servir como Sala de Claustros y como Casa del Rector. Unamuno, había llegado a Salamanca en 1891, para ocupar la plaza de catedrático de griego en la Universidad de Salamanca. En 1900, tras ser elegido rector, la institución le ofrece la vivienda. Allí encontrará un lugar amplio y cómodo, donde se traslada con su mujer, Concha Lizárraga, y sus hijos.

 

El universal escritor permanecerá aquí hasta su destitución en 1914, nacerán sus cuatro últimos hijos y publicará la mayor parte de sus obras más conocidas, como Paisajes, De mi país, Poesías, Vida de Don Quijote y Sancho, Del sentimiento trágico de la vida, Niebla…

- La Casa de las Conchas: Se trata del monumento más representativo de la época de los Reyes Católicos de arte civil. Construido a finales del siglo XV, en esta casa se funden los restos góticos, moriscos e italianos. Su fundador fue el Doctor Rodríguez Arias y su motivo ornamental lo constituyen las conchas, símbolo de la Orden de Santiago, de la que era canciller.

 

Las ventanas de los pisos altos son ornamentadas con frontones de variadas arquerías góticas, mientras que las de los pisos inferiores muestran algunos de los mejores ejemplos de rejería gótica de España. Lo más llamativo del edificio lo encontramos en su fachada la cual cuenta con más de 300 conchas que decoran todo el edificio así como blasones y escudos y preciosas rejas que cubren las ventanas.

- Catedrales Vieja y Nueva: Es una de las pocas capitales que cuenta con dos catedrales. Una de ellas es la Catedral de Santa María más conocida como Catedral Vieja, dedicada a Santa María de la Sede. Se empezó a construir en el siglo XII y fue fundada por el obispo Jerónimo de Perigrod, y en el momento en el que el gótico se habría paso y quedaba atrás el románico y ello se aprecia en la misma puesto que se mezclan ambos estilos. La Catedral Vieja estuvo a punto de destruirse cuando se decidió construir la Catedral Nueva pero la idea fue rechazada porque se necesitaba un lugar de culto durante todo el tiempo que durara la obra.

De la fachada original poco queda puesto que fue tapada por otra en el siglo XVII. Junto a ella dos torres una que quedo bajo la torre de la Catedral Nueva y la otra que no se terminó y recibe el nombre de Torre Mocha. Otro de los atractivos de este templo es el retablo principal del siglo XV y el fresco que representa el Juicio Final.

 

La Catedral Nueva, adosada a la Vieja, se comenzó a construir en 1513, inaugurándose en agosto de 1733. En la promoción inicial intervinieron los Reyes Católicos, a petición del Cabildo Catedral, quien, con los obispos sucesivos, actuó siempre como principal promotor.

Esta catedral fue construida durante los siglos XVI y XVIII y en ella se aprecian los estilos gótico tardío, el renacentista así como el barroco. En el siglo XV surge la idea de construir una nueva catedral debido al gran aumento de la población, ello a causa en gran parte por las personas que estudiaban en la Universidad de Salamanca.

La construcción comenzó en 1512 estando posteriormente parada durante largo tiempo finalizando la obra en 1733. El cimborrio fue levantado tras retomarse las obras después de haber estado paradas durante casi todo el siglo XVII.

La Seo sufrió desperfectos por razón del terremoto de Lisboa y es por ello que actualmente podemos observar el campanario forrado de piedras y ligeramente inclinado hacia un lado. El terremoto también afecto a la cúpula que fue sustituida por la que se puede ver actualmente.

En 1812 se derribaron una serie de casas y se creó la plaza de Anaya quedando al descubierto la fachada norte de la catedral la cual está poco ornamentada porque no estaba preparada para la exhibición puesto que la fachada principal es otra que se encuentra en una calle estrecha de la ciudad. Como curiosidad que muestra la seo, es el pequeño astronauta situado en la puerta de Ramos frente al Palacio de Anaya.

- Puente Romano:Forma parte de la Vía de la Plata, que unía Mérida con Astorga. Aunque su origen es romano, del siglo I d.C., tan solo son de esta época los quince arcos más cercanos a la ciudad, sufriendo los otros once varias reconstrucciones como consecuencia de las crecidas del Tormes.

 

A la entrada del mismo se encuentra el verraco celtíbero, escultura granítica en forma de toro, testimonio de la cultura de los vettones, pobladores prerromanos de la ciudad. El verraco es famoso también por la referencia que a él se hace en una de las obras maestras de la literatura española: "El Lazarillo de Tormes". Tanto el toro como el puente forman parte del escudo de la ciudad.

- Museo Casa Lis: La Casa Lis es un palacete modernista de Salamanca construido sobre el antiguo lienzo de la muralla de la ciudad, en donde funciona el Museo de Art Nouveau y Art Déco. La fachada norte, el acceso por la calle Gibraltar, es la única muestra de modernismo en la ciudad de Salamanca. El conjunto, formado por fachada de dos cuerpos, patio y verja, es de gran sencillez. La primera planta y las verjas están decoradas según las influencias del Art Nouveau belga mientras que la puerta de madera, en un arco bajo, posee motivos florales y acuáticos y resaltados en relieve.

La fachada sur, que da al río y recibe luz la mayor parte del día, es una espectacular combinación de clasicismo y modernidad. Por encima del muro de piedra se sitúan dos galerías de hierro y cristal, en el centro una escalera que se bifurca hacia una gran terraza abierta.

El uso del hierro, material constructivo de la época, tanto en la fachada sur como en el patio central, con matices expresivos aporta un diseño innovador que supera a la función estructural. Ejemplificado en los calados de las enjutas de los arcos del pórtico, en los herrajes de los miradores o en las finas columnas de fundición del taller de Moneo.

 

El patio central consta de galerías adinteladas apoyadas en columnas de fundición. En el piso inferior destaca la decoración modernista de los estucos de puertas y frisos corridos. En el piso superior de la galería destaca la decoración de los herrajes y la representación de la flor de lis, en honor al apellido de su promotor.

Si bien la concepción inicial del patio, usado el edificio como vivienda familiar, era un patio abierto, en la actualidad este permanece cerrado con una vidriera emplomada realizada por el artista catalán Juan Villaplana según diseño de Manuel Ramos Andrade. En la vidriera prima la utilización de una amplia gama de colores con los que representar el cielo, las nubes, la luna o las estrellas.

La casa Lis, hoy, posee otras vidrieras en ventanas, en las galerías de la fachada sur, o en el lucernario de la escalera central que dan al edificio una riqueza cromática aún más atrayente y auténtica para su época. En definitiva, las vidrieras son hoy un conjunto más de piezas de arte en el Museo de Art Nouveau y Art Déco.

- El Huerto de Calixto y Melibea: Se trata de un pequeño espacio ajardinado que está situado sobre la muralla y desde el que se pueden ver unas hermosas vistas de las Catedrales y de la ribera del río Tormes. Se halla en el espacio donde se cree que Fernando de Rojas ubicó el lugar de encuentro de los protagonistas y escenario del trágico desenlace de la célebre novela "La Celestina".

 

A la entrada del Huerto hay una estatua que representa a la alcahueta más famosa de la literatura española. En la parte inferior de la escultura se puede leer una inscripción que dice: "Soy una vieja cual Dios me hizo, no peor que todas. Si bien o mal vivo, Dios es el testigo de mi corazón.", palabras sacadas de la famosa obra literaria.

- Convento de San Esteban: El famoso convento, de la orden dominicana (y conocido por ello como «Los dominicos»), fue construido entre 1524 y 1610. Aunque tiene consideración de monumento, siguen viviendo allí unos 30 religiosos. Los dominicos, que ya habitaban en Salamanca desde 1255, fueron muy importantes en tiempos de Colón por ofrecerle ayuda y comprometerse con la defensa de los derechos humanos en las misiones.

 

A su importancia histórica hay que añadir que el conjunto del convento es un bello ejemplo de arte plateresco, donde destacan especialmente la fachada, el claustro, el coro de la iglesia, el retablo mayor y la Escalera de Soto. [Horarios y precios]. Otros conventos notables en la ciudad son el Convento de las Dueñas, situado a unos pocos metros, el Convento de la Anunciación (las Úrsulas), el Convento de Santa Clara (las Claras) o el Convento de las Agustinas, entre otros.

- La Clerecía: Es el nombre que recibe el edificio del antiguo Real Colegio del Espíritu Santo (o Santo Espíritu) de la Compañía de Jesús, construido en Salamanca entre los siglos XVII y XVIII. Es de estilo barroco. Se diferencia el colegio, con un interesante claustro, y la iglesia, con una impresionante fachada de tres cuerpos. El nombre de Clerecía se debe a una denominación abreviada de su pertenencia a la Real Clerecía de San Marcos tras la expulsión de los jesuitas de España.

Las obras comenzaron en 1617 bajo la protección de Margarita de Austria,​ esposa de Felipe III, al parecer como acto de desagravio a la orden por la prisión sufrida por su fundador, Ignacio de Loyola, por la Inquisición en la torre mocha de la catedral de Salamanca. Finalizándose en 1754. La planta general del edificio es obra de Juan Gómez de Mora.

Tras la expulsión de los Jesuitas de España, decretada por Carlos III mediante la Pragmática Sanción de 1767, se entregó el edificio a la Real Clerecía de San Marcos, con sede en la iglesia de San Marcos. Ésta, posteriormente cedió el edificio (salvo el templo) a la Diócesis de Salamanca, la cual instaló en él el Seminario de San Carlos.

 

En 1940, se crea la Universidad Pontificia de Salamanca, instituida por el papa Pío XII, y la Diócesis le entrega el edificio como sede. Pese a que en esa entrega no se incluía el templo del Espíritu Santo, la Universidad Pontificia suprimió el culto en él desde septiembre de 2012 para poder ser explotado turísticamente. Solo se permiten celebrar bodas de antiguos alumnos y personas vinculadas con la Universidad Pontificia.

- Museo de la Automoción: El Museo de la Historia de la Automoción (MHAS) es un enorme museo y centro de documentación público que aborda la evolución de la automoción desde el siglo I a.C.

 

La base de la exposición son sus 90 vehículos de todas las épocas, aunque en total hay unos 200 en rotación. El visitante puede ver desde antiguos carruajes hasta los modernos F1, además de piezas y otros objetos relacionados