Campaña solidaria para que la joven Marta recupere la vista tras un gravísimo accidente

Se llama "Salvemis mis ojos" y es para sufragar los gastos del tratamiento en un hospital estadounidense

Marta, antes y después del fatal accidente
Marta, antes y después del fatal accidenteGofundme

Una historia muy desafortunada y desgraciada, pero que va camino de tener un final feliz, y será en gran parte gracias a la generosidad de muchas personas. La protagonista es Marta, una joven de Terrassa de 24 años, pero que desde hace dos años vive en Seattle (Estados Unidos) con su marido. El jueves 11 de junio, Marta tuvo un terrible accidente que le ha provocado quemaduras muy graves en la cara y los ojos.

Concretamente, la joven sufrió un accidente por el uso de sosa cáustica, producto corrosivo que utiliza pera producir detergentes, cremas para la piel y jabones, una de sus aficiones, según ha contado ella misma. Por un descuido, la sosa cáustica le saltó a la cara, afectándole la cara y los ojos.

Marta se encuentra ingresada en el Harborview Medical Center de Seattle. Dos días después del accidente, el sábado 13, la operaban y ahora está a la espera de saber los resultados de la intervención. “Lo que quiero es poder volver a ver el mar y leer un libro”, señaló en vídeo.

Como consecuencia del terrible accidente, tiene las córneas totalmente quemadas y Marta sabe que hará falta que la vuelvan a operar y muy posiblemente necesite un trasplante de córnea si quiere volver a ver.

En Estados Unidos la sanidad es privada y que sólo por el hecho de estar ingresada en el hospital, con todos los cuidados y operaciones que le harán falta, supondrá un coste que puede ser elevadísimo para Marta y su pareja.

Ante esta situación, la familia ha puesto en marcha una campaña a través de la plataforma Gofundme para recoger donaciones y ayudas. Lleva por nombre por nombre “Salvemos mis ojos” e incluye un vídeo de Marta donde explica la situación con que se encuentra..

A día de hoy, más de 7.000 personas han aportado su granito de arena y se han recaudado más de 205.000 euros. Han superado, y de mucho, el objetivo que se habían marcado (75.000 euros) calculando el coste aproximado de las operaciones y el ingreso hospitalario.

Esto no quiere decir que la campaña se haya detenido ya que todo suma, sobre todo teniendo en cuenta que el coste finalmente puede ser superior.