Cullberg Ballet y Pere Faure, estrellas de la nueva temporada del Mercat de les Flors

El coronavirus deja unas pérdidas de 100,000 euros, pero el año se llena con más de 50 funciones para conseguir la estabilidad, con creadoras como Deborah Hay, Lia Rodriges o Mal Pelo

El Mercat de les Flors abrirá temporada con un homenaje a la coreógrafa Deborah Hay
La temporada 2020-21 del Mercat de les Flors arranca con un ciclo dedicado a la coreógrafa Deborah Hay y a su "aportación radical" al mundo de la danza GERMÁN ANTÓN/MERCAT DE LES FLORS (Foto de ARCHIVO) 05/04/2019 GERMÁN ANTÓN/MERCAT DE LES FLORS

Es curioso, estamos en un mundo en que se prohibe bailar. Lo que parecía un argumento estúpido en “Footloose”, ahora se ha convertido en una realidad. Los centros de ocio nocturno están furiosos y los que estaban acostumbrados a salir por la noche sólo para divertirse y bailar, simplemente no entienden por qué no existen formas de bailar respetando las distancias de seguridad.

Mientras las autoridades todavía no permiten bailar en los lugares de ocio, los amantes de la danza tienen todavía la posibilidad de proyectar sus deseos en actuales bailarines y disfrutar de la auténtica magia de la danza. Al menos el Mercat de les Flors ha presentado la programación de su siguiente curso, un año que se presenta complejo pero que promete ser más intenso si cabe. “Lo que define esta próxima temporada es el compromiso, ahora que vemos cómo podemos convivir con el COVID-19. Porque lo que está claro es que nada sustituye a la experiencia en vivo″, señala Àngels Margarit, directora artística del centro referente de danza contemporánea.

De esta forma, la temporada 2020-2021 del Mercat de les Flors vuelve a reivindicar el valor estético, político y moral de la danza y abrirá con un particular homenaje a la coreógrafa, bailarina y escritora Deborah Hay. A partir del 1 de octubre, el teatro ofrecerá una aproximación a esta creadora radical y totémica de la contemporaneidad. Dentro de lo que ha bautizado como “constelación Deborah Hay”, se presentarán las últimas creaciones de la compañía sueca de danza Cullberg Ballet, que, de octubre a marzo, mostrarán sus espectáculos “Figure a Sea”, “The Match”, “Horse” o “3 Circle Dances”, una pieza “híbrida” entre la danza popular y la experiencia participativa social.

Otra de las “constelaciones” que programará el teatro será el dedicado a la coreógrafa brasileña Lia Rodrigues, uno de los ejes temáticos de la pasada temporada que tuvo que suspenderse. Conferencias, workshops y piezas como “Para que o Céu nâo caia” mostrarán la heterogénea aproximación de esta gran creadora a la danza contemporánea.

El año 2021 arrancará con una nueva “constelación”, esta vez dedicada a Olga Mesa y Francisco Ruiz, maestros en el arte multidisciplinar y referentes de las artes performáticas. Entre otros contenidos, se podrán ver sus espectáculos “Esto no es mi cuerpo” y “Carmen/Shakespeare: La Total”. Y ya de cara a la primavera se abrirá la “constelación” Johann Sebastian Bach, en el que el eje más destacado será la nueva creación de la compañía Mal Pelo, “Highlands”.

Otro de los grandes reclamos de la temporada será el montaje “Rèquiem Nocturn”, pieza de Pere Faura con 10 bailarines, dos músicos y la presencia especial del actor Pere Arquillué. “Será nuestra producción estrella”, resumió Margarit. “Nuestros ejes vertebradores de esta temporada atípica serán el compromiso con la creación, el pensamiento, la sociedad y el cuerpo, nuestro último refugio y mayor herramienta creativa”, concluyó la coreógrafa y directora artística.

En ese sentido, el teatro seguirá acogiendo a festivales habituales en su programación como el encuentro internacional de artes escénicas y de creación africana contemporánea “Africa Moment”, que se celebrará en diciembre y presentará piezas como ‘Black Privilege’ de Mamela Nyamza. Margarit ha reconocido que es difícil contar con grandes compañías internacionales ante la excepcionalidad de la situación actual, pero asegura que todas las partes han hecho un esfuerzo para que el público barcelonés no pierda el hilo de lo que se está haciendo en todo el mundo en cuestión de danza.

Según los últimos balances, el cierre del Mercat por el coronavirus y el cese de su actividad ha resultado en unas pérdidas de 100.000 euros. 16 espectáculos tuvieron que ser cancelados. “Estamos muy al límite”, reconocí Margarit, que aún así agradeció el apoyo de las administraciones, pero inisistió en el mensaje de que necesitan mayor “musculatura” para poder alcanzar cierta estabilidad.