El Park Güell reducirá su aforo al 50 % y facilitará el acceso a los barceloneses

Se limitará el flujo áximo de entrada a 1.400 visitantes por hora

El Ayuntamiento de Barcelona prevé reducir el aforo del Park Güell al 50% para garantizar la seguridad sanitaria y mejorar la calidad de la visita, por lo que pasará de nueve millones de visitantes al año a 4,5 millones, cifra que incluye turistas y barceloneses.

Lo ha explicado el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, y el concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Eloi Badia, y han añadido que la medida también ayudará a preservar el patrimonio del parque.

Badia ha añadido que, durante el verano, se ampliará el acceso gratuito para los barceloneses con el carné de bibliotecas, que se añaden a los usuarios del Gaudir Més, que tampoco pagan, y también se crearán dos franjas horarias de uso exclusivo para los vecinos: de 6 a 9.30 horas y de 20 a 23 horas.

A partir del 1 de julio empezará la gestión del aforo y de la zona de pago, que hasta ahora se limitaba a las 1,7 hectáreas, y que se ampliará a la totalidad de la Zona Monumental del Park Güell, un total de 12 hectáreas declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Se reducirá en un 50% los visitantes totales anuales que recibe el parque en su conjunto, limitando el flujo máximo de entrada a 1.400 personas por hora en el conjunto de la Zona Monumental: “Antes de la crisis del Covid-19 se llegaron a registrar puntas de visitantes de hasta 10.000 personas”, ha dicho Badia.

En relación a los accesos, se establecen un total de nueve: cuatro compartidos entre ciudadanía y visitantes, con control de acceso permanente, y cuatro accesos exclusivos para vecindario y uno solo de salida, por seguridad, situado en la puerta monumental.

Para garantizar el funcionamiento correcto del nuevo modelo, se crearán puestos de trabajo orientados a la mejora del servicio, con un aumento del personal de atención al usuario, del servicio de control de accesos y del servicio auxiliar de información.

Además, para favorecer los visitantes locales, también se retoman algunas actividades deportivas, de conocimiento del verde y la biodiversidad y culturales, y los viernes de julio se harán los conciertos, con plazas limitadas, que organiza el MUHBA y los jueves de agosto se celebrarán los conciertos de Música als Parcs.

Como parte del proyecto BCN Safe City, Collboni ha dicho que el Park Güell obtendrá los sellos Global Safe Site Excellence y el Safe Tourism Certified, un distintivo del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), que certifican aquellos espacios turísticos que han implantado con éxito el sistema de protocolos de seguridad.

El teniente de alcalde ha recordado que el Park Güell fue declarado Patrimonio de la Humanidad por UNESCO en 1984, una distinción que se otorga a espacios naturales y bienes culturales de todo el mundo, y ha añadido que es el segundo de los atractivos turísticos más visitados de la ciudad.