Los trabajadores de Nissan cargan contra la Generalitat: “Se van porque es fácil”

La cúpula de la multinacional automovilística planta a la comisión de Empresa del Parlament

La dirección de Nissan no ha comparecido este lunes en la comisión de Empresa y Conocimiento a la que estaba citada para informar del cierre de las plantas en Cataluña. La cámara catalana quería que diera explicaciones el responsable de las operaciones industriales de Nissan Motor Ibérica, Frank Torres, que es quien debe pilotar la clausura de las plantas. Un millar de trabajadores hicieron una protesta frente a su casa el jueves. También estaban citados el vicepresidente senior de la automovilística en Europa, Gianlucca de Ficchy; el ex consejero director general de Nissan Motor Ibérica, Genís Alonso, y el director de Relaciones Institucionales de Nissan España, Juan Luis Pla de la Rosa. Sí que han acudido, en cambio, los representantes de los trabajadores que no han evitado las críticas a las administraciones. A su juicio, cierran sus plantas en Cataluña porque hacerlo en otros países “es más difícil” y porque “a lo mejor no se han hecho bien las cosas” en España

Todos ellos recibieron la citación del Parlamento viernes, aunque ya avisaron por carta que no se presentarían. Fuentes de la multinacional japonesa argumentan que “a quien primero tenemos que informar es los representantes de los trabajadores”, y, en este sentido, añaden que este martes, 30 de junio, comienza la negociación con los empleados. En concreto, está prevista la primera reunión entre la empresa y los representantes del comité, en la que las mismas fuentes aseguran que se dará “mucha información sobre los motivos del cierre”.

En la carta enviada al Parlamento, Nissan afirma que participar ahora en el debate en la cámara "no ayudaría" a generar un buen "clima" para las conversaciones con el comité de empresa. Sin embargo, la compañía remarca que respetan la actividad parlamentaria y no descartan comparecer en la comisión más adelante, si "las circunstancias lo aconsejen".

En cambio, los que sí se han presentado en el Parlamento este lunes son los representantes sindicales de la empresa. Los empleados, de hecho, hace meses que se movilizan para evitar el cierre de las plantas y conservar los puestos de trabajo. En concreto, el presidente del comité de Barcelona, Juan Carlos Vicente (CCOO), y el secretario general de Sigen-USOC en Nissan, Miguel Ruiz. Vicente ha afirmado que si Nissan cierra en Cataluña es porque hacerlo aquí es más fácil que en otros países, por lo que ha emplazado a los políticos a impulsar una reforma de la normativa laboral que permita recuperar la autorización administrativa en el caso de presentación de Expedientes de Regulación de Empleo (ERE).

Esto ahora no es así, de manera que Nissan “nos cuenta las milongas que le da la gana y se va. Eso debemos cambiarlo, debéis cambiarlo. Espero que nos ayudéis”, ha subrayado Vicente. Miguel Ruiz ha incidido en que si Nissan se va de Barcelona “es porque a lo mejor no se han hecho bien las cosas”, ya que “si no, no se irían”, porque son competitivos. “Se van porque les es fácil”, ha lamentado el dirigente de Sigen-USOC, que cree que las administraciones se lo tendrían que haber puesto difícil a Nissan “antes, pero no ahora”, porque ya puede ser muy tarde.