La Semana del Libro en Catalán se traslada al Moll de la Fusta

El certamen cambia de lugar por razones sanitarias y amplía el número de expositores

La 38 edición de la Semana del Libro en Catalán se trasladará al Moll de la Fusta, en el puerto de Barcelona, desde su emplazamiento habitual de la avenida de la Catedral, por razones sanitarias, un cambio que le permitirá contar con más expositores, que pasan de 219 a 224.

El presidente de la Semana, Joan Carles Girbés, ha recordado este miércoles en la presentación que "la Semana no es solo un gran escaparate de las novedades literarias de otoño, sino también de los libros de fondo, y permite focalizar la atención en los libros y las revistas que se publican en catalán en todos los territorios del ámbito lingüístico".

La elección del Moll de la Fusta, ha precisado Girbés, se explica por "los requerimientos de seguridad para expositores, visitantes y profesionales que participan en la Semana, dado que se trata de un espacio amplio y abierto que estará perimetrado y en el que se establecerán medidas de control de aforo y de temperatura de los asistentes".

Girbés ha asegurado que la decisión de este traslado es "totalmente excepcional por este 2020, y el Ayuntamiento de Barcelona ya ha asegurado que las ediciones siguientes se seguirán celebrando en el emplazamiento de la emblemática avenida de la Catedral".

Sin embargo, si esta edición tuviera un gran éxito, la organización podría plantearse quedarse en el Moll de la Fusta, aunque "la voluntad es volver a la Catedral", ha señalado Girbés.

La intención de la organización y de los 224 expositores que participarán en la Semana es "mantener el contacto con lectores y lectoras, difundir la riqueza y vitalidad del libro en catalán, y marcar un hito en el calendario que permitirá impulsar y reactivar el sector mediante un acontecimiento de éxito clave y ya consolidado".

Los 224 expositores estarán repartidos entre 66 módulos, que del 9 al 13 de septiembre presentarán 220 novedades editoriales en catalán, así como decenas de miles de títulos de fondo y 500 cabeceras de revistas y prensa comarcal y de proximidad.

Habrá un escenario principal y un espacio infantil, que acogerán parte de las 300 actividades programadas, que también tendrán lugar en el ámbito virtual.

De estas más de trescientas actividades, habrá 86 presentaciones y mesas redondas, la mitad dirigidas al público familiar, 200 firmas de autores y 20 itinerarios literarios (tres de ellos fuera de Barcelona).

Por cuarto año consecutivo, tendrá lugar durante la Semana el Making Catalan Literature Travel for Internacional Publishers and Agents, gracias a la colaboración con el Institut Ramon Llull, que ha permitido "invitar virtualmente" a 19 editores y agentes literarios extranjeros, que "ya habían participado en esta misión en anteriores ediciones y que mantendrán reuniones virtuales con editores en lengua catalana".

El premio Trayectoria, que desde 1997 distingue a un profesional vinculado al mundo de la cultura catalana que haya destacado en su divulgación, ha recaído este año en Teresa Duran.

Duran ha sido galardonada "por su compromiso vital con el fomento lector y el libro infantil y juvenil en lengua catalana y por su tarea incansable de divulgación del universo literario catalán entre niños y jóvenes desde muchas facetas diferentes: escritora, traductora, ilustradora, investigadora, pedagoga, guionista, difusora, crítica literaria y comisaría de exposiciones culturales por el público adulto".

A través de un vídeo, Teresa Duran ha comentado: "este premio inesperado es la suma de la trayectoria de maestros, bibliotecarios, diseñadores, presidentes de entidades culturales, guionistas, editores, libreros, mi madre, las abuelas, las modistas, los correctores, los filólogos, sin los cuales yo no habría podido recibir este reconocimiento a la trayectoria".

Duran recibirá como premio el próximo 10 de septiembre, una obra del artista de Alcoy Antoni Miró.

En nombre de editors.cat, su presidenta, Montse Ayats, ha remarcado que “la edición en catalán atraviesa un momento creativo, de diversidad de la edición, de traducción de otras lenguas” y ha añadido: “la cultura es segura”.