Torra aleja las elecciones en la víspera de su cita ante el Tribunal Supremo

El president agita el “expolio fiscal” del Estado y urge al Gobierno a “tomar decisiones” ante la evolución del coronavirus en diversos puntos del país

Pese a la voluntad de Esquerra y la CUP de consensuar con JxCat el desenlace de la legislatura en Cataluña ante la previsible e inminente inhabilitación del presidente de la Generalitat, Quim Torra ha vuelto hoy a dar largas. El president ha alejado de nuevo las elecciones -tanto Esquerra como la CUP piden fijar la fecha- y ha asegurado que ahora está centrado en la gestión de la pandemia. Mañana tiene una cita judicial ante el Tribunal Supremo, algo a lo que apenas se ha referido esta mañana durante su intervención en el Debate de Política General celebrado en el Parlament.

“Quiero dejar clara a todo el mundo que la lucha contra la Covid es la primera prioridad de mi Govern”, ha afirmado Torra, antes de señalar que ha ordenado a todas las conselleries que vuelquen sus esfuerzos sobre esta cuestión y advertir de que nada hará “desviar esta dedicación absoluta”. De hecho, ha ido más allá y ha dicho que, pese a que esta legislatura ha estado marcada por los choques entre socios de gobierno, la pandemia ha cohesionado y mejorado la coordinación del ejecutivo. El desenlace de la legislatura es una cuestión que se ha situado en el centro de la política catalana en las últimas horas ya que tanto Esquerra como la CUP están presionando a JxCat a pactar una respuesta a la inhabilitación de Torra ante el Tribunal Supremo y sugieren consensuar una fecha para los comicios. El partido de Carles Puigdemont, en cambio, ya tiene su estrategia diseñada y tiene poca voluntad de modificarla: una vez destituido Torra, tienen previsto dejar que el reloj de la legislatura corra hasta que se agote -de esa manera, JxCat gana tiempo para ponerse a punto como partido tras un nacimiento algo accidentado-.

El president también ha aprovechado su intervención para repasar la gestión de la pandemia, reivindicar su trabajo y lanzar reproches a España. Por un lado, por el balance total, ya que considera que el Estado continúa sin dar cifras que se ajusten a la realidad: “Si en Cataluña han muerto 13.173 personas, en España han muerto más de 50.000 personas”. Asimismo, ha hecho balance de hospitalizaciones y ha puesto de relieve la evolución a la baja: 46.676 personas han requerido hospitalización desde el inicio de la pandemia -4.780 han estado en UCI-; si bien, si el 6 de abril había 1.529 pacientes en UCI, el 8 de julio había 40 y ahora está en torno a 140.

Por otro lado, ha instado al Gobierno a “tomar decisiones” ante la evolución en algunos puntos del país, como la Comunidad de Madrid, donde ha señalado que el riesgo de rebrotes está en 500, mientras ha subrayado que en Cataluña sigue a la baja (157). Pero no solo ha señalado a Madrid, también al País Vasco, Navarra o las castillas. “Como Estado tenemos un problema enorme. Creo que es mi deber avisar del problema que tenemos. No podemos continuar con estas tasas de riesgo de rebrote”, ha afirmado y ha puesto como ejemplo de éxito la gestión de Lleida: “No fue fácil cerrar Lleida, con cierta contestación social. Pero hoy es una de las mejores zonas de Cataluña”.

Asimismo, ha asegurado que las “escuelas abrirán y no cerrarán en todo el curso”. “En caso de confinamientos parciales, seguirán abiertas para garantizar la conciliación de las familias trabajadoras esenciales y también seguirán abiertos los comedores escolares”, ha dicho el president, quien ha subrayado que el “riesgo cero no existe”. En este punto también ha cargado contra el Gobierno por no haber regulado las bajas para los padres que tengan que cuidar de sus hijos por hacer cuarentena en el colegio.

Los ataques a España han oscilado, principalmente, entre el coronavirus y la economía. En este sentido, Torra, que desde que comenzó la pandemia ha rescatado el “España nos roba”, ha recordado que Cataluña es el tercer territorio que más ingresos tributarios por habitante aporta al conjunto de España, pero es el décimo en recursos obtenidos. “En relación a la media territorial, Cataluña paga un 19,5% más y percibe un 1,2% menos. Una asfixia que se convierte en insoportable para nuestros ciudadanos, pero que en estos momentos es ya imposible continuar adelante”, ha denunciado y ha pedido a los grupos de la oposición que reclamen los recursos al Estado. “Necesitamos más recursos. Los nuestros, los que generamos los catalanes y desaparecen absorbidos por el agujero negro de Madrid”, ha añadido.

Ley de memoria democrática

Sobre la Ley de memoria democrática, aprobada ayer por el Gobierno en el Consejo de Ministros, ha recalcado que la Generalitat ha expedido ya 4.000 documentos de nulidad de los juicios franquistas y se han abierto más de treinta fosas comunes, recuperando 308 personas.