Primer día de Torra como inhabilitado: visita a los presos y exige la amnistía al Gobierno

El expresident se muestra favorable a la mesa de diálogo con el Gobierno siempre que se fije el derecho de autodeterminación en el orden del día

Quim Torra ha descartado ejercer una presidencia simbólica tras ser inhabilitado por el Tribunal Supremo, aunque, desde el primer momento, muestra voluntad por mantener la actividad política. En este sentido, ha visitado esta mañana a los presos independentistas en el centro penitenciario de Lledoners (Barcelona) y ha reclamado una Ley de amnistía al Gobierno que dé respuesta a los 2.580 “represaliados” que hay en Cataluña. Además, también se ha mostrado favorable a la mesa de diálogo con el Gobierno siempre que se fije el derecho de autodeterminación por “escrito” y de forma “explícita” en el orden del día.

“Hago un llamamiento a todos los partidos catalanes, no solo a los independentistas, que consideren que están en juego los derechos fundamentales en este país para que den apoyo a una ley de amnistía”, ha asegurado Torra, en referencia a Podemos y al PSOE, partidos del Gobierno. A su juicio, la amnistía es la “única” solución para la crisis política catalana.

“Ya está bien que España siempre sea la excepción en el respeto a los derechos fundamentales de las personas”, ha recriminado, tras reiterar la petición de la amnistía y reclamar al Gobierno que la mesa de diálogo empiece a concretar avances y aparque las “fotos y reuniones inútiles en que se quiere escenificar un presunto diálogo”.

Torra se reunirá esta tarde con la exconsellera Dolors Bassa y Carme Forcadell y, posteriormente, realizará un encuentro telemático con Carles Puigdemont, Clara Ponsatí y Toni Comín, huidos de la Justicia en Bruselas y eurodiputados.