Torra inicia los trámites para acogerse al estatuto de expresidents y cobrar 122.000 euros anuales

El exlíder del Govern, inhabilitado por el Tribunal Supremo, tiene previsto instalar su oficina en Girona

Quim Torra ha iniciado los trámites para acogerse a la Ley que regula el estatuto de los expresidentes de la Generalitat. Aunque está a la espera de que el Tribunal Constitucional resuelva su recurso, que puede suspender o anular la sentencia que le inhabilita como presidente de la Generalitat y devolverle al cargo, Torra ha hecho hoy la solicitud formal -dirigida al vicepresidente Pere Aragonès- y, una vez aprobada, podrá disponer de una oficina, que instalará en la Casa Solterra de Girona, y tendrá derecho a cobrar 122.000 euros anuales.

Según la Ley, aprobada en 2003 justo antes de que Jordi Pujol se retirara, al expresidente de la Generalitat le corresponderán en torno a 122.000 euros, resultado de calcular el 80% del sueldo que cobraba como president (153.235 euros anuales). Si bien, esta retribución tiene un límite temporal, ya que los expresidents pueden cobrar solo durante un plazo equivalente a la mitad del tiempo que han estado al frente de la Generalitat -ha estado 28 meses y, por tanto, le correspondería 14 meses-.

No obstante, Torra, que cumplirá 58 años en diciembre, tendrá derecho a cobrar en siete años la pensión vitalicia que también asigna la Ley a todos los expresidents una vez cumplen los 65 años. En este caso, estará en torno a los 92.000 euros anuales, resultado de calcular el 60% del sueldo que cobra el president en ejercicio.

Además de la retribución, Torra tiene derecho a disponer de una oficina con tres personas a su servicio; una dotación presupuestaria para gastos; un automóvil de representación con chófer; y los servicios de seguridad necesarios. Pese a que reside en Barcelona, tiene previsto instalar su oficina en el centro de Girona, en la Casa Solterra, un edificio del siglo XV que es propiedad de la Generalitat.

Su predecesor en el cargo, Carles Puigdemont, no se acogió a esta Ley ya que fue escogido diputado en las elecciones del 21 de diciembre de 2017 tras ser cesado como president por la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Puigdemont, que ahora es eurodiputado, cobra del Parlamento Europeo y tiene una asignación anual de 105.092 euros.