El independentismo compara la operación de la Guardia Civil con la persecución nazi

La consellera de Justicia de la Generalitat usa la equiparación para cargar contra el silencio de Podemos

Ester Capella y Damià Calvet, consellers de la Generalitat

El independentismo, en su campaña de desprestigio contra España, nunca ha tenido reparos en comparar al Estado actual ni con el franquismo ni con el nazismo. Y hoy, la consellera de Justicia, Ester Capella, ha vuelto a protagonizar un episodio de este estilo: ha recurrido a la persecución nazi para cargar contra Podemos por su falta de “solidaridad” con los independentistas durante la operación de la Guardia Civil de la semana pasada que se saldó con 21 independentistas detenidos por presuntos delitos de corrupción.

“Ante el silencio clamoroso de algunos, de aquellos que se aprovechan también de esta situación, recordar a Martin Niemöller: ‘cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio porque no era comunista; cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté porque no era sindicalista; cuando vinieron a buscar a los judíos, no protesté porque no era judío; cuando vinieron a buscarme, no había ninguno que pudiera protestar’”, ha espetado Capella durante la sesión de control al Govern celebrada esta mañana en el Parlament.

“Hoy hablamos de la operación volhov perpetrada por la Guardia Civil contra una treintena de políticos y empresarios catalanes. Desde el nombre escogido hasta la propia operación son impropias de un Estado democrático. La operación de la semana pasada no es la única. es un nuevo capitulo en la estrategia para desgastar al movimiento independentista”, ha afirmado, antes de denunciar que es “una gran operación mediática y política que solo busca reprimir a los adversarios políticos”.

También considera que busca “crear confusión y ruido”. “Confundir a la ciudadanía”, ha asegurado. “Cada vez más cerca de un estado policial y penal que del estado de derecho. Ruptura absoluta entre la separación de poderes”, ha agregado.

Aragonès evita poner la mano en el fuego

El presidente en funciones, Pere Aragonès, ha evitado hoy poner la mano en el fuego por los políticos y empresarios detenidos. “Como he dicho antes, total confianza en los trabajadores públicos que salen mencionados en algunas de estas actuaciones. Toda la información indica que se ha actuado correctamente, que donde se quería decir que había alguna cosa, cuando hemos ido a mirar, no había ningún procedimiento sobre los cuales podría haber habido irregularidades”, ha defendido Aragonès a una pregunta del líder de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, con quien ha tenido un duro enfrentamiento verbal y al que ha acusado de hacer el “payaso”.

Carrizosa le ha preguntado primero si Aragonès ponía la “mano en el fuego” por Xavier Vendrell, uno de los detenidos en la operación de la Guardia Civil y exconseller de Esquerra. Después, el líder de Ciudadanos ha repasado quién fue Vendrell, recordando su pasado por Terra Lliure, y ha dejado claro que, a su juicio, es un “uno más de esos chupópteros que drenan los recursos y parasitan la sociedad catalana”. En este punto, ha preguntado cuál ha sido la reacción de Esquerra. ¿Han abierto expediente en su partidos, en los departamentos de la Generalitat? ¿Han ido a la sindicatura de cuentas? No. Dicen que es una operación de la Guardia Civil", ha agregado.

A continuación, ha asegurado que Aragonès podría haber pedido “disculpas” y ha rechazado que le hable de “presunción de inocencia” cuando es una operación con escuchas telefónicas que desvelan lo que las personas “están diciendo que quieren hacer o lo que han hecho”. “No me hablen de presunción de inocencia porque son motivos para que un gobierno serio empezase a investigar y le pusiera coto, pero está claro que ustedes no están por la labor. Están por tapar la corrupción con la esteladas. Usted era el de España nos roba, pero nos robaba Convergència, Esquerra y ahora el señor Vendrell”, ha concluido.

Antes, a una pregunta sobre esta misma operación del líder del PSC, Miquel Iceta, el president en funciones también ha ido en la misma línea. “Estamos ante una operación que tiene muchas lagunas, que intenta construir un relato a partir de conjeturas y a partir de escuchas telefónicas”, ha empezado. “Hemos pedido la información a los departamentos y mantenemos la confianza en los servidores públicos que han estado trabajando en estos ámbitos y seguimos estando a su lado porque están afrontando una situación muy complicada y donde ninguna investigación fraudulenta de miembros de la Guardia Civil debe distraerlos", ha agregado.

Iceta le había reclamado previamente también saber si se ha ordenado a las conselleria de Salut y Asuntos Sociales -implicadas en la investigación judicial- la elaboración de un informe “para tranquilizar a la opinión pública y descartar cualquier duda sobre un posible desviamiento de fondos públicos”. Ante esa respuesta de Aragonès, el líder de los socialistas catalanes se ha dado por satisfecho, aunque ha advertido de que las explicaciones pueden ser “desmentidas por la realidad”.