Gerard Quintana gana el Ramon Llull

El líder de Sopa de Cabra presentó al premio la novela “L’home que va viure dues vegades”

Gerard Quintana
Gerard QuintanaOmnium Cultural

El músico y escritor Gerard Quintana se suma a la larga lista de ganadores del Premi de les Lletres Catalanes Ramon Llull que concede el Grupo Planeta. “L’home que va viure dues vegades” se impuso entre los 73 trabajos originales que se presentaron en la edición de este año de un galardón dotado con 60.000 euros.

La novela nos traslada a Ibiza, en 1999, cuando Maria y sus hijos Àngel y Alba, de cinco y siete años, respectivamente, llegan a la playa tras saber que el vuelo de su padre, Salvador, se retrasa, lo que le obliga a tomar el último avión. Todo cuanto ocurra en esa cala cambiará la vida de los personajes. El libro nos muestra una historia, la de una herencia envenenada, la de Salvador Marí, el hijo, que tendrá que luchar contra el destino. Él, el chico que avergonzaba a todos, encuentra su salvación en la lectura, un refugio que se convierte en su espejo.

Quintana aseguró que ser el nuevo galardonado con el Llull “lo vivo con sensación alteridad. Aún lo tengo que asumir. Misma sensación cuando estás encerrado en un libro y en un personaje, luego debes hacer ese aterrizaje a la realidad”. El escrito y líder de Sopa de Cabra definió su trabajo como una “novela vital que tiene muchas capas, nos habla de segundas oportunidades, de los sueños, de los imprevistos que nos sacuden”. Del protagonista del libro añadió que a “Salvador Martí lo conocemos con veinte y poco años, con alguna herida de la vida encima. Es un personaje que se siente incómodo mundo, aunque hay un momento en el que los libros le hacen soportar el mundo que le ha tocado vivir. Es también exigente con su propia vida, pese a que eso lo pueda llevar a la deriva. Tira adelante, pero no es feliz”.

El ganador del premio confesó sobre su libro que “me gustaría que lo firmara Pere Ponsatí, mi seudónimo. Es el alter ego del personaje, el nombre con el que escribe sus libros. Pere es por Pier Paolo Pasolini, un autor al que admiro mucho. Los apellidos, por su parte, los toma del de mujer y el suyo propio para fusionarlos. Pero Ponsatí también era el apellido de mi tío que gestionó Llibreria Geli de Girona. He querido hacerle un homenaje a quien tanto le debo mi amor por los libros, una persona que me hacía de guía en mis lecturas. Todo eso me ha resonado mientras escribía un libro que tengo la sensación que llevo cuarenta años preparando”.

Respecto a sus referencias mientras trabajaba en “L’home que va viure dues vegades” citó “Alicia en el país de las maravillas” de Lewis Carroll, “Doctor Faustus” de Thomas Mann, además del realismo mágico. “Todo eso me ha resonado en la cabeza mientras escribía. Hace años que escribo esta obra, pese a ser mi segunda novela. Un libro no nace de un día para el otro. Es un proceso que nos acompaña. Este año he tenido más tiempo de la cuenta para prepararlo”. Porque el confinamiento le ha ayudado a perfilar una historia que llevaba “treinta años y nueve meses” pensando. Fue durante el encierro del pasado año cuando incluso pensó en la posibilidad de presentarlo a un premio literario como el Ramon Llull, algo que finalmente hizo. “Pensé que era el momento. Me dije alea jacta est”, aclaró.

El texto parte de “una experiencia personal en Ibiza que fue donde empezó a cristalizar la idea de la novela. El libro está estructurado en tres partes, con una apertura y un final comenzando por el final. Es algo que me surgía de la fascinación de cómo la realidad puede ser sustituida por la ficción”.

No son buenos tiempos para la cultura con una pandemia encima que está haciendo estragos. Por eso, cuando se le preguntó por su sensación al saberse ganador del Llull apuntó que “es un momento de felicidad, pero de empatía con la realidad, con compañeros que llevan once meses sin trabajar, endeudados y sin horizonte. Vemos las librerías cerradas, pese a que se había declarado que la cultura era un bien esencial. Ahora se dice que fue un error de la norma, pero se olvidaron de las librerías. Nos dijeron que se arreglaría, pero no ha sido así. ¿Cuál es el peligro para que los libros sean tan amenazadores? Cuando vemos la situación del cine, como esto condiciona que no se tengan estrenos...”. Por todo ello, concluyó su intervención asegurando que “la cultura es algo que nos hace ser lo que somos. Espero no vivir en un mundo que nos da la espalda y cierra sus librerías”.

El jurado estuvo formado en esta edición por Carles Casajuana, Pere Gimferrer, Gemma Lienas, Isona Passola, Núria Pradas, Carme Riera y Emili Rosales. La obra llegará el 3 de marzo a las librerías y está previsto que también se edite en castellano y portugués.