Dimiten tres miembros de la dirección del ICO catalán antes de decidir sobre los avales de 5,4 millones de euros

Renunciaron a sus cargos en el Institut Català de Finances a principio de semana

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, junto al Conseller de Economía Jaume Giró (d).
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, junto al Conseller de Economía Jaume Giró (d).Quique GarciaEFE

El papel del Institut Català de Finances (ICF), el ICO catalán, en el abono de las fianzas de los 34 exaltos cargos de la Generalitat encausados por el Tribunal de Cuentas continúa arrastrando polémica. Ahora, ha trascendido que tres miembros de la Junta de Gobierno del ICF presentaron su dimisión a principios de semana, justo antes de que tuvieran que posicionarse y votar sobre si conceder el aval o no.

Los tres miembros que han dejado la dirección son Francesc Casas, Mercedes Domingo y Virgínia Verger, según ha informado “La Vanguardia”. Todos son independientes. En estos momentos quedan ocho miembros en la dirección (cuatro a propuesta de Esquerra y JxCat) y cuatro, independientes.

Desde la conselleria de Economía han evitado dar trascendencia a estas tres dimisiones y lo han atribuido a que los tres miembros tienen el mandato caducado desde el 1 de julio y estaban a la espera de renovación. “Una renovación en la se está trabajando desde hace algunas semanas”, señalan.

Lo cierto es que el decreto que aprobó la Generalitat el pasado 6 de julio para constituir un fondo público dotado con 10 millones de euros para avalar a los trabajadores públicos estaba previsto como un seguro privado: un banco ponía el aval y el Govern, el contraaval. Sin embargo, el gobierno catalán, en la propia norma, añadió una disposición adicional en que decía que si no encontraba banco, de forma provisional se encargaría de avalar el ICF (que es una entidad pública que podría convertirse en los próximos años en una banca pública).

En el ICF ha habido división sobre qué posición tomar ya que, en un primer momento, se trasladó al conseller de Economía, Jaume Giró, que se querían evitar riesgos y no querían participar de la operación, pero después cambiaron de opinión y se prestaron. En este sentido, detrás de esta división han estado Esquerra y JxCat, que han tenido también sus tensiones: el máximo responsable es Albert Castellanos, vinculado a los republicanos, que mostró sus dudas al principio, pero al final se avino. El decreto ha estado liderado por Giró, conseller de JxCat.

En este sentido, para determinar qué posición tomar, el miércoles se produjo una votación entre los ocho miembros de la dirección restantes: tres votaron a favor; tres, en contra; y, dos se abstuvieron. En todo caso, la votación salió adelante con el voto de calidad de Castellanos.

Aval

En las últimas horas, los 34 encausados, entre los que se encuentran Artur Mas, Carles Puigdemont u Oriol Junqueras, han empezado a depositar la fianza, aunque tienen de margen hasta el lunes. 29 se acogerán a este fondo del Govern y los otros cinco pondrán sus propios bienes como fianza (en este caso, cabe decir que se les exigen cantidades muy menores).

El Tribunal de Cuentas abrió la causa en 2017 a raíz de una petición del PP por supuesto desvío de dinero público para promocionar el “procés” a nivel internacional entre 2011 y 2017.