La justicia mantiene el cierre de bares y discotecas por Fin de Año en Cataluña

La patronal interpuso un recurso para tratar de abrir en Nochevieja, desestimado por los magistrados

Discotecas y salas de baile cerradas en Cataluña
Discotecas y salas de baile cerradas en Cataluña FOTO: David Oller Europa Press

Los bares musicales y discotecas estarán cerrados definitivamente en Cataluña en Fin de Año. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha desestimado el recurso de la patronal, que reclamaba medidas cautelarísimas para reabrir en Nochevieja, y mantiene las restricciones decretadas por la Generalitat para frenar el avance de la sexta ola. Es decir, el cierre de todos locales de ocio nocturno, el toque de queda de 1:00 a 6:00 horas de la madrugada, el aforo limitado en restaurantes y las diez personas de máximo por encuentro.

El lunes, la Federació Catalana d’Associacions d’Activitats de Restauració i Musicals (Fecasarm) interpuso un recurso contencioso-administrativo contra la resolución de la Conselleria de Salut que imponía toque de queda, limitación de reuniones a un máximo de 10 personas, el cierre del ocio nocturno y la limitación de horario y aforo de la restauración.

La Sala Contenciosa del TSJC ha determinado que “no aprecia la urgencia y la excepcionalidad pretendidas por Fecasarm” y no permitirá que se abra el ocio nocturno este fin de año.

La Federació Catalana d’Associacions d’Activitats de Restauració i Musicals esgrimía para pedir la reapertura el riesgo de que proliferen macrobotellones y fiestas ilegales en una noche tan señalada como la última del año. En concreto, la patronal prevé más de 1.500 botellones y fiestas ilegales por Fin de Año debido a las restricciones. Argumenta que sin oferta de locales de ocio nocturno y con los bares y restaurantes cerrados a partir de la 1 de la mañana, los encuentros de más de diez personas en lugares no adecuados y sin medidas de seguridad “se dispararán”.

También apuntan que las fiestas ilegales irán desde ‘raves’ como la celebrada el año pasado en Llinars del Vallès (Barcelona) hasta concentraciones de entre 40 y 60 personas en casas y pisos particulares.

Un Fin de Año de cierre en plena sexta ola y con los contagios totalmente desbocados debido a la variante ómicron. Cataluña ha sumado en las últimas 24 horas un total de 25.101 positivos, por lo que los casos confirmados acumulados desde marzo de 2020 son ya 1.280.601 en total, con 1.610 personas ingresadas en los hospitales, de las que 426 están graves en las UCI.

La positividad -el porcentaje de PCR y test de antígenos con resultado positivo- es hoy del 17,56 %, 0,88 puntos más que ayer, más del triple del 5% que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) para considerar una epidemia bajo control.

(Noticia en ampliación)