Luz verde del TSJC: Cataluña vuelve al toque de queda a partir de esta noche y limita las reuniones a 10 personas

La justicia avala las restricciones de la Generalitat, que entrarán en vigor esta medianoche y se alargarán un mínimo de 14 días, coincidiendo con la Navidad

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha avalado las restricciones acordadas por la Generalitat para frenar la sexta hola y a partir de esta noche se vuelve a instaurar el toque de queda en 126 localidades, los principales núcleos de población catalanes con Barcelona y el área metropolitana a la cabeza, además de las otras tres capitales de provincia. También se limitarán las reuniones a 10 personas y se cerrará de nuevo el ocio nocturno, dos duras medidas en plena Navidad y coincidiendo con las vacaciones.

El confinamiento nocturno de 1:00 a 6:00 horas se aplicará cuando la incidencia acumulada a siete días supere los 250 casos por 100.000 habitantes. El lunes, el Govern anunció que había aprobado estas nuevas restricciones para entrar en vigor la madrugada del jueves al viernes y durante 15 días, pero necesitaba el aval judicial porque son medidas que afectan a derechos fundamentales, y además también ha ordenado cerrar las discotecas. Ahora y a 23 de diciembre, Cataluña vuelve de nuevo al cierre nocturno casi total.

El Govern también ha establecido una reducción del aforo al 70% en el comercio, deporte federado, gimnasios, actos religiosos y la cultura, mientras que en interiores de bares y restaurantes se quedará al 50%. Además, recomienda el teletrabajo a todos los empleados públicos.

El TSJC ha avalado las restricciones que ha solicitado la Generalitat en contra del criterio de la Fiscalía, que considera que las restricciones son demasiado “severas, extensas, intensas y generalizadas” y no están debidamente justificadas por el Ejecutivo de Pere Aragonès.

Y es que la explosión de la variante ómicron en Cataluña está duplicando los infectados, con más de 5.000 nuevos contagios diarios. De hecho, la nueva cepa representa ya el 50% de los positivos. Según los datos de incidencia actualizados este jueves por el Departamento de Salud, hoy hay 1.344 hospitalizados con covid, 18 más que ayer, de los que 356 están graves. Este último dato es preocupante ya que representa el 30% de las UCIs totales del sistema sanitario, al límite de nuevo en esta sexta ola.

Hace un año, el 23 de diciembre de 2020 había 317 ingresados con covid en las UCIs de los hospitales catalanes, cifra que se incrementó en enero hasta un pico en aquella ola de 731 el 2 de febrero.

La diferencia con la ola de la Navidad pasada está en la mortalidad, ahora mucho menor por el efecto de las vacunas.