El constitucionalismo lleva a Europa el acoso a los jueces en Cataluña

Sociedad Civil Catalana entrega un informe al Comisario de Justicia sobre las presiones contra el colectivo judicial

Fernando Sánchez Costa y Eloy Moreno
Fernando Sánchez Costa y Eloy Moreno FOTO: La Razón

El independentismo quiere llevar la batalla judicial con España a Europa. Y el constitucionalismo no está dispuesto a que el separatismo gane una contienda internacional y, por este motivo, Sociedad Civil Catalana también quiere plantar cara y este jueves ha anunciado que ha entregado al comisario de Justicia de la Unión Europea, Didiers Reynders, un informe sobre el acoso que sufren los jueces y fiscales en Cataluña por el “procés”, para que tome nota y lo incorpore, a su vez, al III Informe sobre el Estado de Derecho en Europa que se elabora anualmente.

El presidente de SCC, Fernando Sánchez Costa, y el abogado de Llibertats, Eloy Moreno, se han encargado de anunciar esta acción y tiene como objetivo que la Unión Europea obligue al Gobierno y la Generalitat a tomar medidas que permitan a los profesionales de la judicatura desempeñar su actividad sin problemas. “Tenemos la sensación de que Cataluña se ha convertido en capital antisistema de Europa en los últimos años. Hemos constatado que esto despierta todas las alarmas en Europa”, ha señalado Sánchez Costa.

Moreno ha explicado que, a pesar de que Cataluña siempre ha tenido problemas para tener todas las plazas judiciales ocupadas, con el “procés” se “ha agravado” este proceso. “Desde hace años hay muchos jueces que están solicitando para salir fuera, y no hay prácticamente ninguna solicitud que quieran tomar plaza en Cataluña”, ha subrayado Moreno.

El abogado ha avisado que para paliar el problema de la “desertización judicial” en Cataluña no solo basta con incentivos salariales para que los jueces escojan plaza en la autonomía, sino que se requieren otro tipo de medidas. “No es suficiente, porque el problema no está tanto en frenar la desertización, como en permitir que jueces y magistrados puedan llevar a cabo su actividad de manera libre e independiente”, ha señalado Moreno. “Si no se consigue esto, el estado de derecho está en juego”, ha añadido, y ha matizado que “no solo es un acoso que sufran los jueces en sus puestos de trabajo, sino que afecta también en su ámbito de familia y privado”.

En el documento entregado a la Unión Europea, se adjuntan datos como el déficit entre el número total de jueces titulares que han abandonado Cataluña y el número de los que han obtenido plaza en esta comunidad en los últimos cinco años: en concreto, ha pasado de -9 en 2017 a -64 en 2021. Asimismo, también recoge que, a fecha 31 de diciembre de 2.020´y según datos del TSJC, había 106 plazas vacantes en la autonomía, sobre un total de 837 plazas, lo cual representa un 12,66% de plazas vacantes sobre el conjunto. Unas vacantes que tienen que ser cubiertas con el destino forzoso de las nuevas promociones.

Catalán

Sánchez Costa también se ha mostrado a favor de impulsar un gran acuerdo de convivencia lingüística en Cataluña, pero que parta con el cumplimiento del castellano en las escuelas como premisa. A su juicio, “no tiene comprensión que, más allá de una lógica sectaria de la Generalitat”, se quiera impedir el cumplimiento de la sentencia del 25% del castellano.